rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Linkedin Google+ Youtube Facebook Twitter

Comunicación de crisis: ¿Cómo ha respondido Heineken al vídeo de las palomas absorbidas por cebada?

Twittea esta noticia Así responde Heineken al vídeo viral de las palomas Twittea esta noticia
redes sociales Comparte en Twiter Comparte en Facebook Comparte en Google+ Comparte en Whatsapp Comparte en Men&aecute;ame Sigue nuestro feed
Comunicación de crisis: ¿Cómo ha respondido Heineken al vídeo de las palomas absorbidas por cebada? - 5.0 out of 5 based on 2 votes
Destacado video palomas heineken Imágenes del vídeo viral de las palomas en un contenedor de grano. video palomas heineken

Las crisis de comunicación en compañías de productos de alimentación es una amenaza con la que viven estas empresas permanentemente. Sin embargo, gracias a las redes sociales marcas de bebidas y alimentación ven cómo su imagen puede verse destruida en cuestión de segundos. La última de las empresas salpicada por un escándalo de crisis en redes sociales ha sido Heineken España con la difusión de un vídeo a través de Whatsapp en el que se veía como unas palomas eran absorbidas supuestamente en uno de los barriles de cebada de la fábrica de la cervecera en Sevilla. El vídeo era totalmente falso y correspondía a una grabación emitida por una televisión rusa, pero ha provocado una cadena de mensajes en Whatsapp a través de los cuales la imagen de Heineken se ha visto afectada.

Puede que tú también hayas sido una de las cientos de personas que ha recibido un mensaje de Whatsapp estos días en los que se advertía a través de un vídeo las medidas higiénicas de una fábrica de Heineken en Sevilla. En el vídeo viral aparecían varias palomas en una cuba de cebada, supuestamente en el proceso previo a la producción de cerveza, y que eran absorbidas por el flujo del líquido. En cuestión de días al vídeo se volvió viral, llegando a oídos de la compañía cervecera productora entre otras marcas de Cruzcampo o Desperados.

La respuesta de Heineken a este falso bulo ha sido clara y contundente. Desde la empresa cervecera se volcó un comunicado a través de su página web durante el pasado fin de semana: “En relación a un vídeo difundido con imágenes de palomas en descargas de grano, queremos confirmar que dichas imágenes no pertenecen en ningún caso a ninguna de las instalaciones de Heineken España. Desde la compañía garantizamos que todas nuestras instalaciones, incluyendo la descarga de todas nuestras materias primas, son seguras, están protegidas contra cualquier contaminación externa y cumplen con los más altos estándares de higiene, calidad e integridad del producto”.

El vídeo en concreto, en realidad había sido emitido en una televisión rusa hace unos años y las imágenes pertenecían a una panadería rusa donde sí se produjo esa falta de control sanitario. En el mensaje viral que desprestigiaba la imagen de Heineken se aseguraba que el empleado de una fábrica de Sevilla de la cervecera había entregado el vídeo ante las autoridades sanitarias tras haber sido despedido. Sin embargo, ninguna de estas informaciones era verdad, aunque el poder viral de las redes sociales convirtieron al vídeo en real durante horas.

Empelados descontentos, comida y redes sociales

El vídeo de las palomas absorbidas en un tanque de cebada en una supuesta fábrica de Heineken entregado por un empleado descontento con la empresa es un modelo que cada cierto tiempo acecha a las compañías que producen alimentos. El año pasado la marca productora de cereales Kellogg´s en Estados Unidos vio cómo su reputación se hundía con la imagen de un empleado orinando sobre el producto en una de sus fábricas.

En España a finales del año pasado la marca de franquicias Granier se veía envuelta en un escándalo de similares características. La imagen de unas ratas en uno de los mostradores de una de las tiendas de las panaderías en Madrid puso en tela de juicio la seguridad sanitaria de estos establecimientos y una crisis de comunicación de la que se sigue recuperando la marca.

Otras crisis alimentarias que han dado mucho de qué hablar el año pasado a nivel internacional fue la que experimentó la marca de comida rápida Chipotle en Estados Unidos. El problema se remonta cuando aparecieron los primeros casos de la presencia de la bacteria E Coli en restaurantes de la cadena. Este problema llevó a Chipotle a cerrar más de 40 restaurantes en Estados Unidos. Sin embargo, y a pesar de los esfuerzos por acabar con la crisis sanitaria, a finales del 2015, se volvieron a detectar casos de E Coli en varios restaurantes. El resultado ha sido una situación de alarma que llevó a Chipotle a una situación preocupante, con un descenso de valor en bolsa de más de un 4% y un descenso de sus ventas de un 14%. A los casos de E Coli se sumaron casos de norovirus y salmonella.

Seguiremos informando...

Modificado por última vez: Lunes, 27 Marzo 2017 12:20

Deja un comentario  Bases legales de los comentarios

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto