rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Linkedin Google+ Youtube Facebook Twitter

El 60% de los trabajadores europeos ve afectada su productividad debido a un estilo de vida sedentario

redes sociales Comparte en Twiter Comparte en Facebook Comparte en Google+ Comparte en Whatsapp Comparte en Men&aecute;ame Sigue nuestro feed
Carla Piedade Carla Piedade

Un creciente número de empresas está recurriendo a las iniciativas de bienestar laboral para mejorar los beneficios para  sus empleados.  Ya llegan a los dos tercios las empresas europeas que han introducido iniciativas de mejora del bienestar. Y es que un 54% de los empresarios han visto como algunos buenos trabajadores abandonaban su empresa porque el entorno de trabajo era perjudicial para su salud física. Sin embargo, a medida que los milenialls y la generación Z van incorporándose al mercado laboral en masa, aportan una nueva perspectiva en cuanto a lo que se necesita realmente para proteger el bienestar y la salud de los trabajadores en la oficina. Los tiempos en que las empresas contentaban a sus trabajadores con cuotas de gimnasio y desayunos saludables gratuitos son ya historia.

En el mundo laboral actual, un abrumador 95% de los trabajadores europeos creen que el entorno de oficina y las estaciones de trabajo son ahora los factores más importantes para lograr el bienestar en el trabajo. Desde un punto de vista empresarial, las repercusiones financieras de un ambiente poco saludable en el trabajo pueden ser importantes si tenemos en cuenta que el empresario debe invertir el equivalente a entre seis y nueve meses del salario de un empleado en encontrar y formar a su sustituto. Según Stephen Bowden, ergónomo y líder de opinión en el tema del trabajo activo, "para poder seguir siendo competitivas, las organizaciones necesitan aferrarse a sus mejores talentos. El coste que supone sustituir y formar a un nuevo empleado puede ser muy perjudicial. Si las organizaciones comprenden lo que es el bienestar, podrán conservar a sus mejores trabajadores".

Por otro lado está el tema de las bajas laborales. El 60% de los trabajadores europeos afirman que su productividad y rendimiento se han visto afectados en mayor o menor medida como consecuencia de un estilo de vida sedentario, y un 32% han faltado al trabajo una media de 2 semanas debido a ello. Además, más de la mitad de los empleados desearían poder ser más activos e introducir más movimiento en su jornada laboral, y un 62% admite que van perdiendo la capacidad de concentrarse a medida que van pasando más tiempo sentados.

Un paso hacia adelante

En resumen, las empresas tienen que entender que gestionar mejor los entornos de trabajo es una prioridad. Pasamos gran parte de nuestra vida en nuestra silla de trabajo, algo que se ha demostrado científicamente que es del todo saludable y que, a la larga, también es perjudicial para el éxito de cualquier negocio.

Ya existen alternativas para alcanzar una vida saludable en el trabajo. Las soluciones Sit-Stand que permiten a los empleados alternar entre estar sentados y de pie, agregan movimiento a su jornada laboral y son una manera de combatir estos problemas. Hacen que los empleados sean notablemente más productivos y saludables. Para rematar, las empresas pueden cuantificar los beneficios reales obtenidos y demostrar que se trata en efecto de una iniciativa de bienestar en la que sí valió la pena invertir.

El estudio ha sido realizado por Carla Piedade

Modificado por última vez: Miércoles, 19 Abril 2017 14:07

Deja un comentario  Bases legales de los comentarios

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto