redes sociales rss linkedin google+ youtube facebook twitter kioskofree

El director de El Mundo, Pedro J. Ramírez, ha reaccionado ante el aluvión de críticas que ha recibido en Twitter una foto publicada el 27 de agosto acompañando a una noticia sobre una manifestación abertzale en la que sólo se leía la palabra ETA en una pancarta. Pedrojota ha contestado en exclusiva a prnoticias.

 

 

La redacción de prnoticias envío las preguntas a Pedrojota correo electrónico a lo que el director de El Mundo contestó con una extensa reflexión sobre la polémica desatada esta mañana en Twitter. Publicamos separado las preguntas y la posterior respuesta para que el lector saque sus propias conclusiones.

 

¿De verdad estás convencido de que el encuadre de la foto refleja la realidad? ¿No crees que en realidad refleja la visión de El Mundo de la realidad? ¿No crees que la obligación de un diario es atar las ágenes tal y como son para que sea el propio lector quien las interprete?

 

En la noticia Los 'abertzales' toman Bilbao se deja clara la postura del periódico con respecto a esta manifestación. ¿No crees que recortar la foto a propósito para que aparezca la palabra ETA es un tanto malicioso? ¿No crees que es una forma de confundir al lector?

 

¿Entiendes la reacción de los tuiteros? ¿Hubieses reaccionado de la misma forma si la polémica afectase a otro diario?

 

LA RESPUESTA DE PEDROJOTA AL COMPLETO:

 

'Esta polémica me interesa mucho que va bastante más allá del caso concreto de esta foto. Tiene que ver con la libertad de expresión, el papel de los medios de comunicación y sobre todo con el pluralismo. En Twitter hay mucha gente joven y, al margen de los trolls, cafres y trogloditas de vocación a los que nunca sacaremos de su cueva, da la presión de que existe una gran desorientación, de que no están claros los fundamentos del debate democrático y el control social del poder.

 

Preguntas si la foto ‘refleja la visión de EL MUNDO de la realidad’ y no la realidad misma. Claro que sí que ‘la realidad’ no existe sino a través de la mirada de los demás. Un periódico es siempre un proyecto intelectual, es decir una manera de mirar lo que sucede alrededor. Desde esa perspectiva todos los periodistas –vosotros mismos en PR desarrollamos esas tareas de “selección, control y síntesis” en las que Peter Weiss resumía su teatro documental. La comparación viene a cuento que la información siempre es representación, es decir búsqueda de lo representativo, de lo que resuma mejor –con palabras o ágenes aquello que nos parece esencial en lo que está sucediendo.

 

La prueba de que o bien la objetividad no existe o se trata del más subjetivo de los conceptos es que hasta para referirse a algo tan fáctico como el resultado de un partido de futbol, no es lo mismo decir que perdió el Madrid o que ganó el Barça –a ver si este año es al revés que la perspectiva es distinta.

 

Las ‘ágenes tal como son’ no existen. En este caso existen las ágenes tal y como les hubiera gustado a los organizadores del acto que las transmitiéramos: o sea la pancarta completa con su traducción debajo. Pero si la ‘obligación’ de un diario fuera reproducir eso, también deberíamos publicar íntegro el manifiesto proetarra del tavoz habitual de Batasuna que intervino. Pero para hacer eso mejor no enviar periodistas a ningún acto político: pongamos las grabadoras y una webcam y que “el propio lector lo interprete”. No sería información, sino propaganda.

 

Quienes compran EL MUNDO quieren que esa interpretación corra a cargo del periódico, aunque sea una interpretación abierta que ellos siempre podrán contrastar con la de otros medios o con su propia percepción de la realidad. El ejercicio responsable de la libertad de prensa no consiste en ceñirse a un sentido canónico de la objetividad que siempre terminará dictaminado quien ostente el poder. No, la esencia del pluralismo es la concurrencia de subjetividades honestas. Fíjate en lo que te digo: una sociedad bien informada es una sociedad con muchos puntos de vista, muchos elementos de contraste en la que a nadie se le conceda la posesión absoluta de la verdad. Como un puzzle en la que cada uno ata su propia pieza.

 

Habría sido deshonesto alterar la foto para que en la pancarta o detrás de ella aparecieran letras o personas que no estaban y habría sido deshonesto decirles a los lectores que la pancarta incluía una referencia expresa a ETA. Ni una ni otra cosa sucedió. No hubo pues manipulación alguna en el sentido peyorativo del término. Yo mismo pensé al principio que la redacción había editado la foto original enviada el redactor gráfico que cubrió el acto para darle ese corte intencionado. Eso es algo habitual, lícito y conveniente pues es una manera de poner el foco en el aspecto de la historia que quieres resaltar. Pero en este caso ni siquiera fue necesario hacerlo que fue el fotógrafo el que eligió ese encuadre sobre el terreno, sin duda al ver a través de su teleobjetivo al tantas veces archandrita de ETA en los actos abertzales, Tasio Erkizia, en medio de tres letras que coincidían con las siglas de la banda terrorista.

 

No es derivar la responsabilidad sino reconocer el mérito. Todos en la redacción estamos orgullosos de que nuestro fotógrafo Justy tomara esa agen. Hemos hablado de ello esta mañana y en un grupo en el que a menudo saltan chispas sólo había estu de que una parte de los tuiteros –probablemente poco lectores de periódicos no lo entendieran.

 

Nunca quisos dar a nuestros lectores gato liebre. Todos ellos saben que “eta” es una conjunción copulativa en euskera además de las siglas de ETA. De hecho la banda y su entorno han recurrido muchas veces a ese equívoco para hacer apología del terrorismo: la últa cuando un preso recién salido de prisión esgrió una pancarta a favor de Bildu. Nosotros ni siquiera tratábamos de hacer el recorrido inverso de forma explícita. Solo dejar constancia, apoyándonos en una agen cierta, de que éramos conscientes de que si un pato habla como un pato y anda como un pato es un pato. Es decir que si convoca la “izquierda abertzale”, se pide la legalización de Batasuna, se denuncia la “crinal” política penitenciaria y lo hacen Erkizia y cia, todo eso sucede bajo la sombra tutelar de ETA.

 

Total que la foto es de Pulitzer y en cuanto al aluvión de properios, contesto boca de Seneca: Adversarum ímpetus rerum viri fortis non vertit anum'.

 

Seguiremos Informando…

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de privacidad. Acepto las cookies de este sitio.Acepto