rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Linkedin Google+ Youtube Facebook Twitter

Reteros Sin Fronteras promueve cada año la campaña 'Apadrina a un periodista' para dar voz a aquellos profesionales que sufren represión en sus países. Según los datos de la organización hay 169 periodistas, 9 colaboradores y 127 ciberdisidentes en prisión denunciar la situación de sus sociedades. Mayte Carrasco, una de las profesionales que participa en esta campaña, ha hablado con prnoticias sobre la misma.

 

maytecarrasco 

 

La iniciativa 'Apadrina a un periodista' promovida RSF tiene como principal objetivo dar a conocer las injusticias que sufren muchos periodistas en países que no gozan de libertad de expresión. La ONG ha comentado a este diario que el pacto de la campaña es diferente según el país en cuestión. 'A Turquía y Egipto les preocupa mucho lo que se diga en Europa, pero Turkmenistán , China y Eritrea se preocupan mucho más de que las noticias no lleguen al país de origen' comentan. Mayte Carrasco, periodista freelance que colabora en el diario Público, nos desvela las plicaciones de la misma.

 

¿De qué forma ayuda a los periodistas en situaciones complicadas el hecho de ser apadrinados?

Les ayuda mucho que su caso tenga visibilidad que los padrinos nos comprometemos a hablar de ellos en artículos, informativos o en las redes sociales, evitando que caigan en el olvido. Hay 169 periodistas en prisión, 9 colaboradores y 127 ciberdisidentes, muchos en condiciones infrahumanas, con problemas de salud y que sufren torturas criticar a los tiranos que opren a sus pueblos. No les podemos dejar solos. En países como Eritrea, Irán, China, Siria, Egipto o muchos otros, la reacción de las autoridades es el asesinato o el encarcelamiento de aquellos que hablan alto y claro, tratando de poner una mordaza inadmisible a la libertad de prensa, tan necesaria en nuestros días. Desde RSF hacemos el seguiento de esos casos, hablamos con los familiares y además del apadrinamiento, emprendemos diversas iniciativas para conseguir su liberación: campañas de prensa, intervenciones ante las autoridades, recurso a instancias internacionales de defensa de los derechos humanos, envío de abogados a los juicios o pago de fianzas.

 

La notoriedad adquirida ¿Actúa realmente como seguro de vida para ellos?

La presión desde los medios y las redes sociales es tantísa que es una herramienta clave y una advertencia para las autoridades, una forma de decir “cuidado que, aunque no queráis, hablaremos de ellos y no le abandonaremos, y pase lo que pase no les dejaremos solos y sabremos y difundiremos lo que estáis haciendo”. El caso de Maikel Nabil Sanad, bloguero egipcio al que apadrino, es escandaloso. Es el prer preso de conciencia encarcelado tras la caída del régen de Mubarak y el 14 de diciembre fue condenado a dos años de cárcel “insulto al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas”. En el Egipto postrevolucionario los militares perpetúan la represión contra los periodistas y blogueros, practicando los mismos métodos de intidación que existían ya durante el régen. En RSF Francia han hablado con su hermano y cuenta que el estado de salud de Maikel se ha deteriorado mucho que lleva cien días de huelga de hambre y sufre del corazón. Esperemos que nuestro apoyo, como el de otros organismos internacionales, sirva para forzar su pronta liberación. Os invito a entrar en la página web de apoyo (www.freemaikel.com), otro en facebook y un hashtag en twitter #FreeMaikel y @freemaikel

 

¿Qué pacto tiene en sus países de origen la campaña de RSF?

Intentamos que el máxo posible, aunque en la mayoría de esos países la censura es enorme y la información no llega a la población, que vive a la sombra de medios de comunicación estatales al servicio de gobiernos autoritarios que piden la libertad de prensa y que se encargan de difundir la propaganda gubernamental de turno. En Egipto, ejemplo, eso se vence a través de las redes sociales, que son un arma de distribución masiva. Nuestra labor consiste en dar a conocer estos casos de encarcelamiento a nivel mundial y que las instituciones internacionales, gobiernos y opinión pública de este lado del mundo se pliquen en la tarea de presionar a las autoridades que tienen la vida de esas personas entre sus manos. Gracias a RSF y otras muchas organizaciones internacionales, se ha conseguido la liberación en los dos últos años de periodistas que fueron apadrinados como Ricardo González (Cuba), Sabed Perwiz Kambakhsh (Afganistán), Michel Kilo (Siria) o Yang Zili (China).

 

 

¿Qué más se puede hacer para defender la libertad de información en estos países?

Creo que podríamos empezar interesarnos en cuál es la situación de muchos países que desconocemos, y para eso haría falta una mayor y más profunda cobertura de los conflictos internacionales. Hoy en día, culpa de la crisis y del desinterés de gran parte de la opinión pública, mucha gente ignora que hay dictaduras como la de Eritrea, poner un ejemplo. Allí hay un tirano, Issaias Afeworki que a muchos no les suena de nada, pero que resulta ser el dictador más despiadado de Africa. En Eritrea las libertades están oficialmente “suspendidas” desde 2001, cualquier veleidad de contestación es un atentado a la “seguridad nacional”, ya no existe prensa privada y sólo subsisten los medios de comunicación estatales, cuya línea editorial es digna de la época soviética. Se ha convertido en una auténtica cárcel para los periodistas, alrededor de una treintena de ellos se encuentra en alguno de los 314 centros de detención que existen en el país. Cuatro no consiguieron sobrevivir a las condiciones de detención, de una crueldad inaudita. Otros han desaparecido. La crisis no puede ser una excusa para que los medios de comunicación cierren corresponsalías y elinen la figura del enviado especial o el corresponsal de guerra, que es una especie en vías de extinción. Necesitamos seguir informados, que si no lo contamos, no existe.

 

 

¿Es consciente la población de la tancia de la libre información?

Cuando surgió el moviento del 15M en España me di cuenta de hasta qué punto la gente desconfía de los medios de comunicación tradicionales. Más gente de la que desearíamos piensa que la información está tergiversada o manipulada los políticos, que alguien mueve los hilos y escribe o habla a través de los periodistas. Me gustaría decirle a todos ellos que hay muchos profesionales honrados que tratan de hacer bien su trabajo, contrastando la información y en muchos casos jugándose su puesto de trabajo contar las cosas como se merece una democracia como la nuestra. En el caso de los países con censura, con gobiernos represivos y que niegan la libertad de prensa, muchos periodistas se juegan la vida y acaban bajo tierra para contarnos y denunciar cuál es la situación de su país. 59 periodistas han perdido la vida y 3 colaboradores cumpliendo esta labor. Ayudemos a los que están encarcelados para que no corran la misma suerte y para que sean liberados lo antes posible.

 

Seguiremos informando...

 

newsletter

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

* indicates required

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto