redes sociales rss linkedin google+ youtube facebook twitter kioskofree


Iñaki Ezquerra ha dado voz a las víctas del terrorismo en varios artículos y libros. Portavoz del Foro de Ermua, Ezquerra desearía la unión de todos los españoles, independientemente de su ideología política, no sólo en la manifestación del próxo sábado, sino como solución al terrorismo vasco. Considera que desde que comenzará el llamado ‘Proceso de Paz’, las víctas han sido insultadas algunos ‘demócratas’.



¿Crees que la Iglesia vasca peca de esa sententalidad totalitaria de la que hablas en tu obra?

Si, además eso es lo que más llama la atención. En mi libro hago un llamamiento a la piedad desde el laicismo, desgraciadamente la iglesia vasca se ha caracterizado una piedad absoluta con las victas del terrorismo.

¿Qué opinas de que las palabras del lema sean motivo de no asistir a una u otra manifestación?

Sabemos que el nacionalismo totalitario, la democracia y la propia libertad de los españoles, está centrada en un programa del lenguaje. Continuamente se está haciendo desde el mundo totalitario y nacionalista una trasgiversación de los términos. No es una cuestión banal el lenguaje, de hecho el gran terreno que nos ha ganado el mundo de ETA ha sido en el terreno del lenguaje, que repercute directamente en el terreno de la ideología.
La palabra ‘paz’ es una palabra utilizada el mundo nacionalista para desactivar al Estado de Derecho. Es una palabra que miente que nos presenta una situación de guerra, y niega la actitud de las víctas, que ha sido una actitud pacífica.

¿Estás de acuerdo con Ortega Lara en la entrevista con Sánchez Dragó cuando afirmaba que las víctas están siendo insultadas?

Durante muchos años el nacionalismo vasco ha maltratado e ignorado a la victas y una razón muy obvia, que el nacionalismo vasco quería presentarse como vícta y entonces las verdaderas victas le estorbaban.
Pero lo que ahora es grave es que, este desprecio a las víctas, ha saltado a toda España en el llamado ‘Proceso de Paz’. Sin ir más lejos, tenemos el caso de lo que ocurrió ayer en la puerta del Palacio de Justicia de Bilbao. Hubo insultos a Daniel Portero, esas señoras que salieron del PNV gritando, le llamaron como insulto vícta. Ser vícta es un insulto.

¿Sí ahora tuvieras que escribir una carta a una victa, como aquella que te hizo ganar el premio Correo en 2000, añadirías o quitarías algo?


En esa carta yo hablaba como vasco, pero hoy tendría que hacer una carta como español. Esas víctas que habían conseguido llenar de sentido su tragedia, de repente han llegado a una situación política que les ha intentado despojar de sentido. Hemos llegado a una especie de perversión en la que se llega a decir que la falta de atentados es que las víctas no estaban de moda.

Ibaretxe afirma que tiene que hablar con todas las sensibilidades políticas, sin embargo, se negó a responder a las preguntas de la acusación particular del Foro de Ermua. ¿Cómo responde el Foro ante el silencio?

Ampliamos la querella, pero no que no conteste nuestras preguntas, sino que ha vuelto ha reunirse con Otegui y dice que va a reunirse las veces que le de la gana.

¿Es Ibaretxe un ciudadano más?

Las declaraciones de Ibaretxe tienen un contenido nazi. Dice que no va a contestar a nuestras preguntas que somos ciudadanos de segunda y no tenemos los derechos de los demás ciudadanos, sin embargo, él se considera más que el resto de los ciudadanos, agrandando la distancia entre nosotros y este personaje.

¿Qué opinas de la ausencia de algunos partidos políticos en la manifestación del sábado?

Es una desgracia que no asista. A nosotros lo que nos gustaría es que vinieran todos. Alguien que como yo vive en el País Vasco y que esta amenazado pro ETA, lo que quisiera es que partidos como el Partido Socialista o Izquierda Unida ampararán las mismas reivindicaciones que nosotros, que tuvieran claro que no hay que negociar con ETA.

¿Es la izquierda sinóno de diálogo?

Es triste que yo pertenecí al Partido Comunista en la Transición, y en aquella época fue el Partido Comunista el que hizo las manifestaciones en el País Vasco contra ETA.

¿La solución al terrorismo vasco está en las vías políticas?

Soy partidario de la vía ideológica para recuperar las señas de identidad morales y democráticas. Se han trasgiversado de tal manera los conceptos, y a llegado el delirio cuando habla de oponer unas instituciones al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, como si dicho Tribunal no fuera una institución.

¿Crees que la creación de esculturas como la recién inaugurada en san Sebastián son realmente un homenaje a las víctas del terrorismo?

La tragedia de las víctas es inconsolable, pero es lo míno que podemos hacer, guardar memoria aquellas personas que se has sacrificado la libertad de todos. Tenemos la obligación de dar sentido a las víctas.
Han pasado tres o cuatro años desde que fue aprobado, en el pleno de Bilbao, una calle en memoria a las víctas y todavía no han sido capaces de hacer esa calle. Un concejal incluso afirmó ‘a ver a quien le gusta vivir en las calles de las víctas’. Esta gente considera un deshonor ser vícta.



Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de privacidad. Acepto las cookies de este sitio.Acepto