redes sociales rss linkedin google+ youtube facebook twitter kioskofree

El Comité de Expertos que el Gobierno encargó una propuesta para reformar los medios públicos ha entregado sus conclusiones nueve meses después. El documento de 220 folios propone una reforma radical en la financiación del canal público. Pide al Estado asumir su deuda de 7.000 millones, prohíbe nuevos endeudamientos. Lita a un 40% los ingresos publicidad y propone una subvención Estatal del 4550%. También se propone que el Director General se seleccione mediante un concurso público y que La 2 no tenga publicidad, sino sólo patrocinios.

El Comité de Expertos que el Gobierno encargó una propuesta para reformar los medios públicos ha entregado sus conclusiones nueve meses después. El documento de 220 folios propone una reforma radical en la financiación del canal público. Pide al Estado asumir su deuda de 7.000 millones, prohíbe nuevos endeudamientos. Lita a un 40% los ingresos publicidad y propone una subvención Estatal del 4550%. También se propone que el Director General se seleccione mediante un concurso público y que La 2 no tenga publicidad, sino sólo patrocinios.

 

En el documento entregado este mediodía a la Vicepresidenta Prera de Gobierno María Teresa Fernández de la Vega también destaca la propuesta de nombrar al director general mediante convocatoria pública y previa aprobación de un consejo de administración profesionalizado que también se debería crear. Actualmente el Director General de RTVE es nombrado el Gobierno de turno.

 

El nuevo Consejo de Administración que se propone estaría formado ocho miembros, cuatro elegidos el Parlamento, a propuesta de al menos la mitad de los grupos parlamentarios, mayoría cualificada de dos tercios; dos el Consejo Audiovisual; y dos las centrales sindicales mayoritarias. Su mandato se extendería seis años (mandato superior al de una legislatura como refuerzo de su independencia) y sus miembros deberían ser profesionales de reconocido prestigio en el ámbito audiovisual.  El director general sería elegido el Consejo de Administración, mayoría de dos tercios de sus miembros, tras convocatoria pública.

 

En el nuevo modelo de la radio y la televisión públicas existiría además un Consejo de Redacción que garantizaría la independencia informativa, y un Consejo Asesor que canalizaría la participación de la sociedad civil y el derecho de acceso de los grupos sociales significativos, tal como establece la Constitución Española. Cuatro miembros del consejo los elegirá el Parlamento a propuesta de al menos la mitad de los grupos y mayoría de dos tercios; otros dos los elegirá el consejo audiovisual, y dos más los sindicatos mayoritarios.

 

En el ámbito económico, el Consejo propone el manteniento de los dos canales nacionales públicos. Esta posición se trasladaría al ámbito digital, con al menos un canal multifrecuencia asignado a la nueva televisión (con cuatro o cinco programas más).

 

Los expertos apoyan la creación de una nueva entidad jurídica pública con absoluta autonomía y estricto control, como holding ligero y ágil para liderar estratégicamente el grupo, desligada de la SEPI, bajo la cual se estructuran distintas sociedades en función de su actividad. El resultado sería un holding de empresas de comunicación de titularidad del Estado, para la difusión de televisión, radio, comercialización, servicios multedia e interactivos.

 

Se crearían dos nuevas sociedades filiales además de las de difusión de Televisión y Radio: RTVE Comercialización y Publicidad que potencie la venta de programas y productos; y RTVE Digital y Multedia para liderar la transición hacia el mundo digital.

 

Se propone también una reforma de los centros territoriales y emisoras con plantillas adecuadas y mayor descentralización. Se sugiere la posibilidad de establecer acuerdos o consorcios con radiotelevisiones públicas autonómicas para optizar su funcionamiento. n los centros territoriales se unificarían las delegaciones de RNE y los actuales centros de TVE, lo que pondría fin a la actual duplicidad de redes territoriales, con el consiguiente ahorro.

 

El Informe parte de que la deuda histórica sea asumida el Estado (7.500 millones de euros en la actualidad), según los compromisos previos del Gobierno. Se configura un nuevo modelo financiero estable y sostenible, con prohibición estricta de endeudamiento financiero. Se recomienda una estación rigurosa del coste neto del servicio público en cada contratoprograma trianual, con un sistema de contabilidad analítica que garantice la transparencia financiera y el desglose del dinero público de los ingresos comerciales.

 

El consejo propone la aplicación en RTVE de un modelo financiero mixto con centajes indicativos para las fuentes financieras de acuerdo con la realidad europea y española: entre 1015% para la venta de programas y productos, con un esfuerzo comercial, en torno al 40% para los ingresos publicitarios, y 4550% para la atación estatal.

 

Para compensar el efecto de la financiación pública sobre la competencia comercial y reforzar la programación de servicio público, la publicidad se reduciría progresivamente en cuatro años, para pedir que la presión comercial desnaturalice el servicio público muy debajo de lo permitido a las cadenas comerciales pasando de los 12 minutos actuales a 9 minutos hora como máxo y 10% del tiempo en TVE1 y sólo patrocinio en TVE2 y RNE.

 

No obstante, todas estas propuestas no generaron el total acuerdo de todos los "sabios". Como se venía comentado el presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid, Fernando González Urbaneja expresó sus discrepancias en algunos puntos con un voto particular, mientras que el experto designado Economía, Miguel Ángel Ado Orbaños, también ha manifestado su discrepancia.

 

629

 

PRNoticias/Agencias

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de privacidad. Acepto las cookies de este sitio.Acepto