redes sociales rss linkedin google+ youtube facebook twitter kioskofree

Los principales diarios de circulación nacional han sorprendido a sus lectores durante este últo mes. Un fanatismo nunca visto el Sudoku, un pasatiempo japonés gestionado la editora del londinense Daily Telegraph, ha llevado a El Mundo a publicar en las últas dos semanas un retaje diario de una página con famosos adictos a este juego. El País no se ha quedado atrás sumándose a la moda, con concursos y sudokus especiales en sus ediciones de fin de semana. ¿A qué se debe tanta pasión este pasatiempo? ¿Porqué las dos principales cabeceras españolas se han lanzado en una feroz campaña para apoyarlo?

Los principales diarios de circulación nacional han sorprendido a sus lectores durante este últo mes. Un fanatismo nunca visto el Sudoku, un pasatiempo japonés gestionado la editora del londinense Daily Telegraph, ha llevado a El Mundo a publicar en las últas dos semanas un retaje diario de una página con famosos adictos a este juego. El País no se ha quedado atrás sumándose a la moda, con concursos y sudokus especiales en sus ediciones de fin de semana. ¿A qué se debe tanta pasión este pasatiempo? ¿Porqué las dos principales cabeceras españolas se han lanzado en una feroz campaña para apoyarlo?

 

El Mundo, que hace menos de un mes ha comenzado a publicar diariamente un Sudoku, juego silar a un autodefinido pero con números, el que acompaña siempre con una página completa con una entrevista a alguien famoso que se ha hecho adicto a este juego. Posteriormente El País se ha sumado a al moda y también incluye una pieza de Sudoku diaria en sus páginas de pasatiempos. En los últos siete días, la competencia entre ambos diarios tener la supremacía del Sudoku se ha incrementado, ya que ambos le han dedicado ediciones especiales en sus suplementos dominicales y hoy El Mundo ha ido más allá entregando suculentos premios de 300 euros diarios y 1.000 euros semanales a quien acierte las claves del Sudoku diario.

 

Pero de dónde viene el Sudoku. El propio Mundo se ha encargado de contarnos que es milenario juego japonés para estular el intelecto y que actualmente es publicado los principales diarios del mundo la demanda de sus lectores. No obstante el Sudoku está lejos del romanticismo del lejano oriente. Este pasatiempo es actualmente un negocio que mueve millones de dólares en todo el mundo gestionado la editorial Michael Mepham, editorial anglosajona que gestiona diversos pasatiempos en todo el mundo.

 

En asociación con Telegraph Group Lited, editora que agrupa al Daily Telegraph, Sunday Telegraph, y al Weekly Telegraph, se han propuesto difundir el Sudoku toda europa, y la versión española es solo una de sus estaciones. De hecho, PRNoticias ha podido saber que los diarios españoles han suscrito suculentos contratos con esta empresa para sacar adelante el Sudoku en España.

El objetivo como no podría ser otro, es comenzar a recibir los beneficios de la verdadera sudokumanía que se ha desatado en el viejo continente con miles de páginas en la Red dedicadas a su seguiento. Una manía que en España al menos ha estado teledirigida los medios y que en absoluto ha sido espontánea. Al fin y al cabo, el negocio es lo que cuenta.

 

¿Qué es el Sudoku?

El Sudoku es un pasatiempo, de origen japonés (1986), de tipo matemático de colocación, que se ha dado a conocer a gran escala en 2005. El objetivo es rellenar una cuadrícula de 9×9 celdas dividida en subcuadrículas (también llamadas "cajas" o "regiones") de 3×3 de las cifras del 1 al 9 partiendo de algunos números ya dispuestos en algunas de las celdas. No se debe repetir ninguna cifra en una misma fila, columna o región. Un sudoku está bien planteado si la solución es única. La resolución del problema requiere paciencia y ciertas dotes lógicas. Al Sudoku también se puede jugar con letras, símbolos o figuras de colores en lugar de hacerlo con números.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de privacidad. Acepto las cookies de este sitio.Acepto