rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Linkedin Google+ Youtube Facebook Twitter

El cómo comunico

Twittea esta noticia Hoy, @patdeandres nos enseña la importancia de saber comunicar bien...incluso molestando. Twittea esta noticia
redes sociales Comparte en Twiter Comparte en Facebook Comparte en Google+ Comparte en Whatsapp Comparte en Men&aecute;ame Sigue nuestro feed
Destacado comunicar comunicar

Capital conversacional vs economía de la molestia

Al hablar de experiencias de consumo, la gente en realidad está hablando de sí misma.

Ultimamente puedes encontrar múltiples casos en los que lo negativo, la molestia, el contraste, es la forma más ocurrente, divertida y oportuna de ganar dinero. El capital conversacional sería la otra cara de la misma moneda, la naïf, si quieres. Tu storytelling te hará decidir cuál es tu vía: si eres Luz Casal o Amy Whinehouse.

La apuesta de algunos es clara, un ejemplo es Risto Mejide en cuya esencia existe ese punto de incomodidad que le hace mucho más creíble y auténtico desde la molestia. Seguramente porque cree que en este país siempre nos ha puesto muchísimo más la paja en ojo ajeno y porque la envidia es deporte nacional.

 Y porque, seamos sinceros, uno normalmente se cree mucho más al que importuna que al le parece todo estupendo.

Caminos más eficaces para lograr la molestia:

•Sexo: Y ya no tanto lo que hacemos, que eso tristemente no da para mucho titular (tengan ustedes un bebé y me cuentan), si no de la controversia que se provoca al hablar, mostrar o insinuar el sexo. Sacar los tabúes del cajón es perturbar, provocar incomodidad.

Ashley Madison, una web de contacto para personas infieles, se ha servido de la imagen de monarcas españoles en varias ocasiones, hasta el punto de ser demandados por Doña Sofía.

•Religión: Que le pregunten a Salman Rushdie, que se ha pasado media vida huyendo después de escribir “Los versos satánicos por amenazas de islamistas”.

Cuando molestas al Vaticano tienes garantizada una campaña de publicidad gratuita. La última de Benetton, con el Papa besándose con un imam, apareció en todo el mundo, incluso en CNN.

•Violencia: Este camino cada vez molesta menos porque está muy muy trillado. Ahora te aviso de otra cosa, cuando pegas demasiado en la misma zona el dolor casi ni se nota, se hace callo. La violencia ha sido y es un recurso potentísimo pero de tanto verlo en videojuegos, noticias, películas, tertulias televisivas... pues ya no hace tanto efecto.

•Honestidad: Usamos fórmulas de cortesía constantemente, de cortesía ¿A cuánta gente de verdad crees que le importa cómo estás cuando te pregunta qué tal te va? Imagina que te presentan a alguien y tras el cómo estás la respuesta es „pues aquí, con hemorroides“ Glups.

Motores del capital conversacional:

•Rituales: Los rituales nos ayudan a anclar el sentido de los que hacemos e incorporarlo a nuestras rutinas. Nos concentramos en el ritual y damos más valor a lo que hacemos.

El “sistema tres pasos” de Clinique

•Oferta Exclusiva de Producto: La exclusividad como diferencia.

Ya sea comprándote unas Adidas “my originals“, un Rolls Royce o un vestido de alta costura, nadie llevará lo mismo que tú.

•Mitos: Son las narrativas que se convierten en parte de la estructura misma de una experiencia de consumo, porque proporcionan pistas importantes sobre lo que supone que esa experiencia significa para nosotros.

•Singularidad Sensorial Relevante: Darle un meneo a los sentidos, que la belleza, el placer, lo sensorial te invada y lo percibas como algo extraordinario.

Esas imágenes de los parajes que te hacen soñar

•Iconos: Esos signos y símbolos que fijan una experiencia de consumo y eliminan la posibilidad de que cualquier otro invada ese espacio, esa categoría.

 El toro de Osborne ha sido testigo de mis viajes de infancia.

•Tribalismo: La tribu Apple ahora es un fenómeno mainstream pero desde mis años de estudiante, los usuarios de Mac tenían sus grupos, se conocían y se reconocían entre si. Ahora es ya un clamor.

•Refrendo: Preguntes a quien preguntes la respuesta es unánime. Desde las autoridades más contrastadas hasta el más común de los mortales, la experiencia que te cuentan es positiva.

La de historias de amigos que he escuchando y pivotaban sobre cuando se quedaron tirados en la carretera más olvidada, incluso con coches de alquiler. y el RACC fue en su socorro.

•Continuidad: El éxito del boca a boca es el resultado de la comunicación efectiva, el valor inherente a una experiencia y el apoyo del consumidor.

Para continuidad el mensaje del Barça, sostenido a lo largo del tiempo “mes que un club“

Una vez hayas decidido cuál es tu orientación a muerte a por ella, porque de cara a ganar dinero sus efectos son los mismos:

•Punto Activo = Bien, has logrado que hablen bien de ti estando vivo

Gustas a la gente y hablan bien de tí cuando tienen oportunidad.

En mi olimpo particular tengo a el Gran Wyoming, que no podría ser acusado de blandito.

•Punto Neutro = ni fu ni fa

Gustas pero en la intimidad, no provocas manifestaciones de adhesión. Molas, pero sin pasión.

•Punto Pasivo = Un puñetero desastre, aburres a las moscas

Nadie se mete contigo pero tampoco les mueves en positivo. Eres un gris.

•Punto Silencioso = ni fa ni fu

Molestas un poco, hay un poco de disconformidad contigo pero ni siquiera la suficiente como para comentarlo, es más para mantenerte un poquito lejos. Eres un tipo con halitosis.

•Punto Negativo = Bien, has logrado ser Paris Hilton y que te odien

Provocas sarpullidos, llenas las conversaciones tu nombre se propaga como la pólvora. Paris Hilton, Dexter, el Community Manager de MediaMarkt

Seguiremos informando...

Modificado por última vez: Lunes, 10 Abril 2017 17:44

Deja un comentario  Bases legales de los comentarios

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto