Cuidar a quien lo necesita no tiene edad

cuidar__a_quien_lo_necesita
Publicidad

Si algo se define la naturaleza humana es su capacidad para ayudar a quien más lo necesita. Si las sociedades se ha mantenido y desarrollado a lo largo del tiempo ha sido gracias a la solidaridad social y a la ayuda mutua. El cuidado de los enfermos ha sido  una tarea que ha ocupado gran parte de las tareas de los grupos sociales.

 

Ya en Atapuerca existía la atención a los enfermos. Un grupo de paleontólogos del centro UCMISCIII de Evolución y Comtamientos Humanos de Madrid, ha comprobado en restos fósiles de un hombre senil de más de medio millón de años que sufría cierto grado de minusvalía locomotriz indicios de cuidado social a los mayores del grupo. La investigación ha revelado que este esqueleto parcial padecía tantes enfermedades degenerativas desde mucho antes de morir, con más de 45 años de edad. Estas enfermedades le obligarían a andar curvado o con la ayuda de algún tipo de bastón, además de ser dolorosas. Por todo esto el individuo estaría pedido para cazar, lo que su supervivencia se hubiera debido, según señalan los investigadores, a una atención especial parte de los otros miembros del grupo.

 

La solidaridad social ha sido una constante en la historia, cobrando un papel muy tante el cuidado a las personas mayores y a los enfermos. Sin embargo, en las últas décadas esta actitud ha ido en detrento y cada vez son más las personas mayores que tienen que pasar sus últos días en residencias o geriátricos, y numerosos los enfermos los que se ven postrados a una cama no tener la ayuda de alguien cercano. Es entonces cuando los servicios sanitarios y asistenciales del Estado entran en juego. La ley de dependencia puede ser un ejemplo. Actualmente en España más de 650.000 personas reciben prestaciones esta Ley, pero se calcula que podría haber casi millón y medio de beneficiarios.

 

El gran problema para las administraciones es cubrir la demanda de atención a las personas dependientes bien la edad o enfermedades discapacitantes o crónicas. Un hecho que se acentúa si tenemos en cuenta el aumento de la población mayor de 65 años.

 

En el caso de la atención a los enfermos crónicos, algunos datos apuntan que para el año 2020, el 78 ciento de las actuaciones sanitarias se centrarán en la patología crónica. ¿Cómo dar cobertura y servicio a estos pacientes? Desde la Comunidad Valenciana se ha comenzado a desarrollar un innovador programa, donde las personas mayores son ahora los cuidadores. Desde la administración valenciana se está formando a personas mayores con el objetivo de que éstas actúen de enlace con los enfermos crónicos, los pacientes con necesidades de cuidados paliativos, o determinadas asistencias en atención praria, siempre bajo la supervisión de un profesional sanitario. Así, utilizando los protocolos establecidos, el ‘cuidador senior’ ofrecerá ayuda bien teléfono o bien acudiendo al domicilio al paciente sobre atención praria como ejemplo en casos de resfriados, fiebre, etc.

 

Este programa ya ha ofrecido los preros resultados donde se ha plantado de un modo piloto. Así en Virginia, lugar donde se ha creado, el 25 ciento de los adultos y niños que visitan el Departamento de  Emergencias y el 17 ciento de las visitas clínicas a médicos de familia podrían ser atendidas un supervisor/promotor de la salud, con un significativo ahorro de costes. ¿Supone este sistema una vuelta a los sistemas de solidaridad social?

 

Seguiremos informando…

 

Publicidad
Publicidad

Salir de la versión móvil