Las empresas españolas comienzan a abandonar Cataluña

Publicidad

Los departamentos de comunicación de varias empresas españolas con sede en Cataluña ya comienzan a preparar sus estrategias para comunicar el cambio de sede. Suez Environnement ha sido una de las primera empresas en anunciar el cambio de su sede de Barcelona a Madrid. Otras como Pronovias, o el gigante cárnico Vall Companys ya preparan su salida. En el último año, 987 compañías de Cataluña trasladaron domicilio fiscal.

Ha sido uno de los quebraderos de cabeza para muchos consultores de comunicación y expertos en relaciones institucionales en España. Responder a la pregunta de inversores extranjeros sobre el futuro de Cataluña ha sido durante los últimos años todo un reto. Después del anuncio del inicio del proceso secesionista por el Parlamento Catalán, muchas empresas comienzan a plantearse seriamente el cambio de domicilio ante la incertidumbre que supone la creación del nuevo Estado Catalán. Desde el Gobierno central ya se pusieron en marcha este verano mecanismos para facilitar a las empresas que así lo deseasen trasladar su sede desde Cataluña a otros puntos de la geografía española.  446 empresas se trasladaron de Cataluña a Madrid en 2014 y otras 50 las siguieron en los tres primeros meses del año actual de acuerdo con la base de datos de Axesor, una agencia que analiza el riesgo crediticio privado. Anteriormente, otras multinacionales instaladas en Madrid, por ejemplo, Procter & Gamble había trasladado a Madrid la sede de Arbora & Ausonia tras su compra en 2012, y Naturhouse siguió estos mismos pasos.

Hace pocas horas otra empresa, Suez Environenment, la primera compañía francesa de agua y medioambiente, anunciaba en un comunicado su intención firme de trasladar su sede social en España de Barcelona a Madrid. Pero también otros magnates del mundo empresarial han dejado claro en los últimos meses su ‘amenaza’ al desafío soberanista de Cataluña. El presidente del grupo Pronovias señalaba en un comunicado remitido a sus empleados que ‘nuestra empresa es difícilmente viable en una Cataluña fuera de la Unión Europea, fuera de la zona euro, sin un sistema financiero apoyado por el Banco Central Europeo y aislada en materia económica, política y de seguridad’.

El trabajo que tienen por delante los departamentos de comunicación de las empresas que sopesan la marcha de Cataluña se multiplica. Por el momento, tal y como este medio ha podido saber, varias grandes empresas ya tienen un protocolo de actuación si la declaración de independencia sigue adelante.

Ya algunas empresas con sede en Cataluña han acusado reveses en el IBEX35, y parece que ninguna de estas empresas está dispuesta a aceptar la nueva situación política. Empresas como la constructora FCC, CaixaBank, Sabadell,  o Gas Natural sufrieron un duro revés en Bolsa después del resultado de las elecciones catalanas del 27 de Septiembre.  Ahora solo queda esperar a que las grandes compañías muevas ficha ante los acontecimientos que se produzcan con respecto a la independencia de Cataluña.

Seguiremos informando…
Publicidad
Publicidad

Salir de la versión móvil