Los consultores de comunicación no coinciden con las empresas que les contratan

Publicidad

Si trabajas como responsable de comunicación para empresas, es muy probable que las decisiones que las compañías para las que trabajas no coincidan con tus consejos. Esta es una de  las conclusiones de un estudio que ha elaborado una Universidad de Texas (Estados Unidos), basado en 30 entrevistas en profundidad a profesionales de consultoría de comunicación y relaciones públicas. Según este estudio, la mayoría de los consultores de comunicación no está de acuerdo con las compañías para las que trabaja de manera frecuente.

Los consultores de comunicación normalmente no están de acuerdo con las decisiones que toman los directivos de las compañías para las que trabajan, incluso si les parece bastante difícil no asumir la decisión, aunque esta posición les lleve a perder su trabajo, según señala el estudio de la Universidad de Baylor y la Universidad de Austin en Texas (Estados Unidos). Los investigadores han llegado a esta conclusión a  partir de 30 entrevistas en profundidad a profesionales de la consultoría de comunicación y relaciones públicas que han trabajado en altos mandos de corporaciones y organizaciones gubernamentales y sin ánimo de lucro.

Muchos de los entrevistados se consideran a sí mismos como como “una voz independiente” dentro de la plantilla de las empresas, según señalan los responsables del estudio. Mientras muchos directivos de comunicación prefieren ser la voz de la discordia frente a una actitud pasiva y complaciente, los cierto que es que la mayoría de sus funciones se basan en afrontar situaciones en las que tienen que lidiar con el mensajero de mensajes contraproducentes para la compañía, lo que obliga a los consultores de comunicación a no ser todo lo críticos que quisieran con las decisiones que se adoptan desde los mandos superiores. En algunos casos, profesionales de comunicación han sido despedidos por no seguir las decisiones de los directivos que ellos consideraban poco ética. Dos de los participantes en el estudio aseguraron que dimitieron una vez su consejo fue rechazado por los directivos de la compañía para la que trabajaban, uno de estos dos casos incluía incluir información falsa en una nota de prensa.

Según el estudio, los altos ejecutivos de las empresas ven a los departamentos de comunicación como una mera herramienta de marketing, lo que limita la capacidad de los profesionales de las relaciones públicas para ofrecer asesoramiento significativo y ayudar a resolver problemas o crisis difusas. Entre las conclusiones positivas del estudio, algunos de los participantes aseguraron que las empresas para las que trabajan “aprecian el trabajo de los consultores de comunicación, como abogados del diablo” y “tener el coraje de enfrentarse a los directivos” en las decisiones adoptadas.

Otra de las conclusiones, que se extraen del estudio es que para ser verdaderamente útil, un departamento de comunicación tiene que trabajar en estrecha colaboración con los asesores legales de la compañía y los máximos decisores para poder controlar adecuadamente y evitar situaciones negativas.

Seguiremos informando…

Publicidad
Publicidad

Salir de la versión móvil