El diario cubano ‘Granma’ se moderniza

Redacción del 'Granma' © Eliana Aponte / BuzzFeed News
Publicidad

¿Se imaginan una sala de redacción sin internet y donde el subdirector se comunique con un móvil Nokia viejo y destartalado? Aunque es algo impensable en los tiempos que corren, este es el escenario de Granma, el periódico oficialista del Partido Comunista de Cuba, pero no por mucho tiempo. Este mes, el diario y toda la isla, se suben a la ola de la modernidad con la instalación de 35 puntos abiertos de acceso Wi-Fi, por lo que muchos se preguntan: ¿afectará la medida a la forma en que se hacen las noticias?

El medio norteamericano BuzzFeed World News, quiso averiguarlo. Para ello envió a una de sus corresponsales a experimentar como es ser periodista en un periódico “que permanece atrapado en una cápsula del tiempo”. En el reportaje Karla Zabludovsky, relata maravillada que “la oficina está salpicada de monitores de diez años de antigüedad color beige LG, ordenador y teléfonos de grandes botónes instalados en 1998. No hay pupitres de pie o sillas ergonómicas y mientras la mayoría de las salas de redacción están llenas de periódicos y revistas de todo el mundo, en Granma no hay nada más que un montón de copias del semanario cubano”. Y afirma que “en un país donde la censura está en todas partes, la inspiración de Granma, y la competencia, es Granma”.

Aunque en la actualidad solo el 5% de la población tiene internet, el diario cuenta con su página web desde 1997. Oscar Sánchez Serra, subeditor de Granma, aseguró que las visitas rondan el cuarto de millón de visitantes únicos al mes. Obviamente casi el 80% proviene del extranjero, algo que seguramente cambiará cuando los cubanos locales puedan acceder a internet. Pero lo que no sufrirá modificación alguna es la línea editorial, afirma Sánchez.

Considerado el periódico de mayor circulación del país, con medio millón de copias impresas cada día, Granma cuenta con una platilla de unas 280 personas. Cerca del 60% de los reporteros son menores de 30 años y además de su plasmar su “fidelidad” a la revolución, el equipo está inmerso en un proceso de modernización. Los planes incluyen potencializar la edición digital, rediseñar la impresa (con fotos más grandes y a color) y hasta crear un canal de televisión.

Resta esperar que esta apertura tecnológica no sea solo de forma, sino de fondo. A día de hoy, Cuba es el país del continente con mayor restricción a la libertad de expresión, según la ONG Freedom House y ocupa el puesto 169 de 180, en el último Índice de Libertad de Prensa Mundial que elabora Reporteros Sin Fronteras.

Seguiremos Informando…

Publicidad
Publicidad

Salir de la versión móvil