Eres lo que te gusta: la Guía para que los desempleados identifiquen sus competencias, según sus aficiones

Publicidad

El primer paso para abordar la búsqueda de empleo es tener identificadas nuestras fortalezas, es decir, las capacidades, conocimientos, habilidades y valores personales que podemos aplicar al empleo. En otras palabras, nuestras competencias. No obstante, según una reciente encuesta de la Fundación Adecco a los desempleados a los que ofrece apoyo – todos ellos, en riesgo de exclusión social- , la mayoría (65%) desconoce cuáles son sus fortalezas, de modo que carece de recursos para “venderse” en una entrevista de trabajo, perdiendo oportunidades profesionales.

Fruto de esta realidad, consultores expertos de esta Fundación han realizado la Guía Eres lo que te gusta, un sencillo manual para que los desempleados identifiquen sus competencias, en base a sus aficiones. La Guía parte de una sencilla premisa: si tienes hobbies e intereses, tienes habilidades y competencias que puedes aplicar al empleo. La Guía ha sido desarrollada como un material de apoyo para los desempleados en riesgo de exclusión que acuden a la Fundación Adecco y puede ser utilizada con la ayuda de sus terapeutas, trabajadores sociales, etc.

Dime qué te gusta… y te diré tus competencias

Cada persona atesora numerosos intereses y aficiones: naturaleza, cine, música, familia, deportes, juegos de mesa…de todos ellos se puede sacar provecho en la búsqueda de empleo y es lo que se demuestra en esta Guía. En concreto, se identifican 22 aficiones y, para cada una de ellas, se plantean competencias asociadas con las que los desempleados pueden identificarse. Por si hubiera dudas, la Guía incluye, al final de sus páginas, un diccionario de competencias para que los lectores entiendan el significado de cada habilidad. Según Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco: “Es importante matizar que la Guía no pretende sentar cátedra, sino servir de orientación, es decir, los desempleados no se verán reflejados en el 100% de competencias que proponemos, pero encontrarán una herramienta para realizar una aproximación muy real”.

Un ejemplo práctico: la Cocina

 

 La cocina ha dejado de ser una rutina para convertirse en un arte. Cada vez más personas comparten este interés, que denota unas competencias intrínsecas:

Pero además, los desempleados encontrarán otras 21 aficiones con su correspondiente desarrollo: aire libre y naturaleza, animales, artes plásticas y manualidades, baile, cine y artes escénicas, coleccionismo, deportes, escritura, familia, fotografía, juegos de mesa, lectura, moda y belleza, música, nuevas tecnologías, amigos, viajes y voluntariado o colaboración con ONGs.

 

De lo general a lo concreto

La Guía termina con un ejercicio práctico para que los desempleados, no sólo identifiquen sus competencias, sino que sepan ponerlas en valor en una entrevista de trabajo. Según Francisco Mesonero: “decir que sabemos trabajar en equipo o que somos creativos puede sonar a frase hecha y vacía sino la explicamos con ejemplos reales de nuestra vida. Por eso, es importante que validemos estas competencias con hechos concretos que las doten de veracidad”. Para ello, se propone al final de la guía completar en una tabla las competencias que se tienen y cómo justificarlas.

Publicidad
Publicidad

Salir de la versión móvil