domingo, 27 septiembre, 2020

Presupuestos: Iglesias fuerza titulares de tensión con Sánchez para marcar perfil propio ante los suyos

El vicepresidente del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, está forzando hasta el último minuto el relato del “NO” a unos Presupuestos Generales del Estado aprobados sin sus condiciones. El socio de Gobierno de Sánchez ha enviado a los miembros de Podemos a hacer declaraciones y ocupar los espacios informativos con el mensaje de su desaprobación a una negociación que no pase por el visto bueno de su formación, y por supuesto quienes Iglesias proponga. NO a Ciudadanos…

Hundidos en las encuestas, con unos resultados electorales dramáticos en las pasadas gallegas y vascas y con un cúmulo de problemas judiciales, los morados han repetido día tras día el argumentario de que sin ellos no habrá Presupuestos. Mientras Iglesias pretendía desactivar las noticias sobre la financiación irregular de su partido con el ruido de su supuesto escrache, los miembros de Unidas Podemos cumplían con el mandato de difundir que las cuentas públicas sin ellos no serán “progresistas”, un mensaje también para sus votantes, a sabiendas que la curva de su descrédito cae en picado.

La estrategia de Iglesias subiendo la tensión en los últimos días se ha vivido con intensidad en la coalición, con el consiguiente peligro de ruptura. Como suele ocurrir, los morados siempre amplifican los chantajes para después llegar a un punto medio en sus posiciones.

Es lo que han hecho los días previos a la negociación de las cuentas, justamente unas fechas antes de que el presidente del Gobierno alertara de la necesidad de aprobar lo antes posible unos Presupuestos que impulsen la recuperación.

El PP ya ha dicho que no va a ser muleta de Sánchez y que, por tanto, no los apoyará, visualizando, también, que la salida de Cayetana Álvarez de Toledo de la portavocía no supone un giro en sus planteamientos. A expensas del resultado de la reunión que Sánchez y Casado mantengan en La Moncloa, la posición del líder del PP pasa por no darle el sí, mientras Podemos siga en el Poder. Tampoco parece que ERC vaya a dar su apoyo si no recibe un cambio de actitud en Cataluña, donde se celebrarán las próximas elecciones. Y, Ciudadanos, la última opción, le rechina a Podemos, que ha pedido que si en el peor de los casos se pacta con Arrimadas debe ser con la condición de que no primen sus criterios.

arrimadas casado.jpg

En el partido naranja tampoco tienen demasiado margen de maniobra. Su irrelevancia en el panorama político les obliga a hacer alianzas que les permitan ganar músculo y tiempo para demostrar que son ajenos al PP y que sus movimientos son por el bien de España.

En el curso político más complicado, con el repunte de los rebrotes de Covid, un escenario económico dramático, la moción de censura de Vox, una nutrida agenda de sumarios que afectan a Podemos y, por tanto, al Gobierno, y una complicada situación social, Sánchez se enfrenta a la cuadratura del círculo: ceder a las presiones de Podemos, a los chantajes de los secesionistas, aceptar el no del PP y conquistar a Ciudadanos. Mientras, Iglesias se esfuerza en contener la sangría de votantes y encuestados decepcionados y marca perfil propio en los medios. “Casado estaría en la cárcel”, si le investigaran como a Podemos, llegó a decir la portavoz de los morados, Isa Serra. Ese es el perfil.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.