martes, 20 octubre, 2020

TODAVÍA SE SIENTE EN LOS INDEPES Y ANTI MONÁRQUICOS EL DISCURSO DE FELIPE VI DE OCTUBRE DEL 17

Colau, a través de Asens, insufla aire a la estrategia republicana de Unidas Podemos

El partido de Pablo Iglesias ha pasado a la ofensiva contra la Monarquía, sacando a la luz una pulsión republicana que siempre estuvo presente pero que, durante bastante tiempo, se cuidó mucho de airear. Sin embargo, ahora las cosas han cambiado y una buena parte de ello se ha cocinado desde Barcelona, desde el despacho de la alcaldesa Ada Colau, que siempre ha deseado encabezar una revuelta para acabar con la Monarquía.

Las acciones republicanas de Unidas Podemos no sólo obedecen al sentimiento de sus dirigentes, instruidos en las Juventudes del Partido Comunista de España de los años 90, mucho más radicalizadas que los dirigentes de Izquierda Unida (IU) de aquellos tiempos. Pero también obedecen a estímulos externos, muchos de ellos procedentes de la Cataluña de Ada Colau y sus huestes.

En ese sentido, diversas fuentes señalan la presión recibida desde Barcelona por orden de Ada Colau. Un estimulo que se canalizaría a través de la cuota de los ‘Comúnes’ en el grupo morado en el Congreso, donde Jaume Asens, como delegado ‘de facto’ de la alcaldesa de la Ciudad Condal, tiene gran peso específico.

El ‘núcleo catalán’ en el grupo parlamentario de Unidas Podemos se muestra especialmente activo en la labor de erosionar a la Monarquía. Su análisis respondería al hecho de tener que lidiar con otra fuerza concurrente en Cataluña, ERC, mucho más activa en la oposición frontal a la Jefatura del Estado. Sólo hace falta recordar los comentarios diarios de Rufián, que no tienen límite ni quien los limite, generando un desgaste innecesario desde las propias instituciones que intentan destruir el Estado.

ADA COLAU APOYA CUALQUIER MOVIMIENTO ANTI MONÁRQUICO.

Las embestidas de Asens y del entorno de los ‘Comúnes’ hasta ahora,  han sido de las más duras, demostrando, además, el escozor generado por el discurso de Felipe VI en octubre de 2017 ante el órdago independentista en Cataluña.

Este recrudecimiento de las hostilidades contra la Monarquía también viene acompañado de la intención de Unidas Podemos de acaparar el posible descontento y, de paso, ganar puntos de cara a la negociación con los ‘socios’ más polémicos del Gobierno de coalición como Bildu o la propia ERC.

Además, con ello también añade tensión dentro del Ejecutivo, ya que los podemitas saben que Pedro Sánchez no se atreverá a una desautorización directa de dichas críticas, como ha sucedido con el ministro de Consumo Alberto Garzón, que no deja de ser una vergüenza para los que le conocen. No entra en los extremos de su inventado ministerio, pero actúa como comisario político, dependiente de las ideas más escabrosas de su vicepresidente y socio.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.