sábado, 24 octubre, 2020

LA PRENSA INTERNACIONAL ATIZA A ESPAÑA POR SER POLÍTICAMENTE INESTABLE

España a punto de quedarse fuera de los fondos de la UE

La desconfianza se ha instalado en los países de nuestro entorno, tanto como la división que hoy se vive en España. El Neue Zürcher Zeitung publicaba estos días una tribuna en la que se cuestionaba incluso si España debía recibir los 140.000 millones de la Unión Europea…

La publicación, que ha corrido como la pólvora por las redes sociales, se suma a las críticas de otros medios internacionales, que no le han puesto paños calientes a la gestión de la pandemia en nuestro país. El New York Times afirma que “la incompetencia de los políticos españoles puede ser tan mortal como el Covid-19”. The Telegraph llegaba a afirmar que “el aumento de nuevos casos en España es una preocupación creciente para el continente”.

La tragedia sanitaria y económica acapara los titulares de las principales cabeceras estos días en los que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anuncia las medidas en las que va a invertir los fondos europeos que España aún no ha recibido. Puro marketing político, una vez más, que no consuela a nadie más que a los guionistas de sus actos.

La soberbia y el autoritarismo para imponer el estado de alarma en Madrid no ha mejorado el panorama. Más bien al contrario, el consumo se ha congelado, bares y restaurantes echan el cierre y las previsiones de crisis financiera son dramáticas. “Nos enfrentamos a una crisis sanitaria y otra económica sin precedentes, y aquí estamos con los jueguecitos de escenarios con banderas, los enfrentamientos y la división para arañar votos y restárselos a los demás”, afirman representantes de los empresarios, que ven un panorama desolador de seguir “por esta deriva al precipicio”, poniendo en solfa la función alfombríl de Garamendi con Sánchez.

En los tradicionales corrillos del 12-0 las mascarillas no impidieron que se hablara de las TRES CRISIS: la sanitaria, la económica y la institucional, con el vicepresidente Pablo Iglesias presente en los actos de la Fiesta Nacional, con honores a una bandera que repudia. Pedro Sánchez, sin embargo, la planta a manojos en sus actos, poniendo una vela al “Dios” de separatistas y republicanos con sus afrentas al Rey, y otra al diablo de la derecha a la que pretende orillar.

La preocupación por la nefasta imagen internacional que España está dando, tampoco faltó en las conversaciones de algunos ministros y líderes de la oposición, preocupados por las informaciones que califican a nuestro país como políticamente inestable. Y así se vivió en el austero acto en el Palacio de la Armería, este año, sin recepción en el Palacio Real a causa de la pandemia y del estado de alarma impuesto por el presidente del Gobierno, al que sectores de la derecha achacan la maniobra del “decretazo” precisamente para evitar la celebración, que Vox quiso utilizar como protesta por las políticas de Sánchez.

A pocos días de la moción de censura de los de Abascal, cientos de coches marcharon por Madrid y Sevilla, fundamentalmente, convocados por Vox como manera de celebrar su particular Fiesta Nacional con un “ejército” de personas desengañadas en un país desquiciado. Y Sánchez y Ayuso disimulando parapetados en sus mascarillas. “¿Qué tal presidenta?”. “¿Cómo vamos, presidente?”

A falta de rastreadores, hubo observadores internacionales que anotaron la frialdad. Mañana, otro dolor… de cabecera.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.