viernes, 26 febrero, 2021

EL GIRO A LA IZQUIERDA Y LA REBELION DE LOS BARONES, DINAMITAN LA COORDINACIÓN DE REDONDO

Sánchez planea cambios en el Gobierno tras las elecciones catalanas para conquistar el centro

MALESTAR EN EL EQUIPO DE COMUNICACIÓN DE MONCLOA POR EL PESO DE IGLESIAS

El giro a la izquierda del Gobierno ha dividido más a Psoe y Podemos. La negociación de los Presupuestos y las alianzas con independentistas, ha pasado factura a los socialistas radicalizados, juntos a sus socios. Moncloa ha vendido el éxito del pacto a favor de Sánchez, pero no ha logrado difuminar el papel de Podemos en el resultado, ni la presencia de Iglesias acaparando los “éxitos” de las medidas sociales. La última polémica de las cartas al Rey, a raíz del chat de militares retirados, ha recrudecido las tensiones entre ambos partidos. El gurú del presidente, Iván Redondo, ve cómo los de Iglesias dinamitan su estrategia presentando a Sánchez como un mero seguidor de las decisiones de su vicepresidente.

La coordinación brilla por su ausencia y ministros y barones van por su cuenta. Redondo, incómodo con el exceso de protagonismo de Podemos, espera que Sánchez haga cambios en el Gobierno para restar peso a sus socios y así diseñar un perfil más centrado del Gobierno. Será tras las elecciones catalanas cuando el jefe del Ejecutivo estudie la decisión.

A la espera de los resultados que salgan de las elecciones catalanas, para hacer movimientos en el Ejecutivo, Sánchez soporta las críticas por sus pactos con los radicales, a la vez que su equipo de comunicación se esfuerza por visibilizar el éxito de sacar adelante los Presupuestos. El presidente está pagando cara la negociación con los independentistas. El giro hacia la extrema izquierda para “tumbar definitivamente el régimen”, como dijo el parlamentario de EH Bildu, Arkaitz Rodríguez, le ha restado credibilidad entre los sectores más moderados de la sociedad española, la clase empresarial e incluso los organismos internacionales que observan incrédulos la deriva de la política española.


Las encuestas castigan a los socialistas mientras sus socios de Gobierno aprovechan la circunstancia para sacar rédito a la imagen del vicepresidente Pablo Iglesias, muy tocada con los últimos escándalos del caso Dina, la imputación de varios de sus colaboradores y la supuesta financiación ilegal del partido. Iglesias ha impuesto su criterio en el maquiavélico juego de intereses a dos bandas y ha hecho valer su posición como socio mayoritario en Moncloa. Su continua presencia para vender las medidas sociales contenidas en los Presupuestos ha echado más leña al fuego en la división que ya existía entre el bloque del Psoe y de Unidas Podemos. La penúltima anunciada sobre la paralización de los desahucios y los posibles beneficios a los okupas, ha crispado sobre manera a miembros del gabinete socialista, que tachan al vicepresidente de “desleal” por anunciar una medida que aún tiene mucho recorrido en su tramitación.


Iglesias es un experto vendiendo humo y, más aún, haciendo de líder de Podemos. Es así como logra ilusionar a su electorado, despojándose de su cartera de vicepresidente y apelando a una ficticia sensibilidad social, que nada tiene quie ver con la verdad, que le permita recuperar algo más de crédito en su maltrecha intención de voto. El hundimiento de Podemos en las pasadas elecciones autonómicas ha acelerado la estrategia para intentar empatizar con sus votantes y ésta pasa por desmarcarse del Psoe y arrastrarlo a su objetivo: aquí se hace lo que dice Iglesias.

redondo sanchez (1).jpg
LOS PODEMITAS AGRADECEN A REDONDO LOS ‘SERVICIOS PRESTADOS’, PERO NO OLVIDAN QUE NO ESTÁN EN EL REPARTO DE LOS FONDOS.


Esta demostración de fuerza ha generado un extraordinario malestar entre los socialistas, acrecentado con las declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, a cuenta de las cartas al Rey en el chat de militares retirados, en el que se exhibía la opinión de “fusilar a 26 millones de españoles”. “La monarquía tiene que salir y desmarcarse”, dijo Garzón. El presidente de Castilla-La Mancha, el socialista Emiliano García Page, no tardó en responder al ministro de Sánchez que “los mismos que le están diciendo que se pronuncie en un sentido, son los que hace nada le criticaban por haber sido poco neutral”, en alusión al comunista. Ni Moncloa, ni el Psoe controlaron, una vez más, las declaraciones de Garzón, ni las del barón socialista, que echaron más leña al fuego de la división entre bloques.


Las furibundas críticas a la monarquía y la exhibición republicana de sus socios incomoda a los socialistas. Redondo siempre ha pretendido mantener un perfil bajo en este asunto, más ahora que está encima de la mesa una posible regularización fiscal de Juan Carlos I.


El jefe de Gabinete de Sánchez no logra enderezar la coordinación comunicativa de su Gobierno y, mucho menos, los mensajes de Podemos. Su alabada visión estratégica se ha desdibujado tras el pacto de las cuentas públicas, y la buena relación con Iglesias, no le vale ya, para frenar la hoja de ruta de los morados, dispuestos a todo, con tal de recuperar la imagen entre su electorado. Recuerdan en las filas de Podemos que Redondo los dejó al margen de la negociación del reparto de los fondos europeos, que él quiso centrar, en el marco de colaboración con las grandes empresas del Ibex.


Aunque el cuartel general de Moncloa intenta evitar filtraciones y declaraciones no consensuadas, el peso de Iglesias en las decisiones importantes de la legislatura es cada vez mayor. Tan es así que el vicepresidente negocia con Sánchez directamente las decisiones y la estrategia de comunicación de éstas, según aseguran fuentes de Moncloa, que confirman que el enfado del gurú del presidente es monumental, hasta el punto de recomendar al jefe del Ejecutivo cambios en las carteras. Éstos no se llevarían a cabo hasta pasadas las elecciones catalanas y una vez aprobados los Presupuestos, ya que cualquier movimiento precipitado podría soliviantar a sus socios de Gobierno y dar al traste con el “logro histórico” que quieren trasladar los socialistas, preocupados con la deriva radical que está tomando el Gobierno.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.