A PARTIR DEL 29 DE SEPTIEMBRE

Los antivacunas ya no tienen cabida en YouTube

ESTOS CAMBIOS EN LAS POLÍTICAS YA ENTRARON EN VIGOR, AUNQUE LOS SISTEMAS TARDARÁN UN TIEMPO EN LOGRAR QUE SU APLICACIÓN SEA COMPLETA

Dada la importancia de la discusión pública y el debate para el proceso científico, seguirán permitiendo el contenido que aborda las políticas sobre vacunas, ensayos de nuevas vacunas y éxitos o fracasos históricos de vacunas

Publicidad

Los lineamientos de YouTube ya prohíben ciertos tipos de información errónea sobre medicina. Pero la plataforma ha decidido ser algo mas drástica si de COVID-19 se trata, así como de otras desinformaciones médicas.

A partir de ahora, YouTube eliminará el contenido que alegue falsamente que las vacunas aprobadas son peligrosas y causan efectos crónicos en la salud, que afirme que las vacunas no reducen la transmisión o la ocurrencia de enfermedades, o que contenga información errónea sobre las sustancias contenidas en las vacunas.

El anuncio incluye el contenido que diga falsamente que las vacunas aprobadas causan autismo, cáncer o infertilidad, o que las sustancias en las vacunas pueden ayudar a rastrear a quienes las reciben. “Nuestras políticas no solo cubren vacunas de rutina específicas, como las del sarampión o la hepatitis B, sino que también aplican para las afirmaciones generales sobre las vacunas”, señalan en un comunicado.

Recientemente, YouTube anunció la eliminación de más de un millón de vídeos con información peligrosa sobre la COVID-19 tan solo en seis meses.

Cómo llegan a esta decisión

Desde hace tiempo, YouTube elimina el contenido que promueve remedios dañinos, como decir que beber trementina puede curar enfermedades. Al inicio del COVID-19, se basaron en estas políticas cuando golpeó la pandemia y trabajaron con expertos para desarrollar 10 nuevas políticas en torno a la información médica errónea relacionada con el COVID‑19

La elaboración de políticas en torno a la información errónea sobre medicina viene cargada de desafíos y concesiones implícitas. La comprensión científica evoluciona a medida que surgen nuevas investigaciones, y la experiencia personal regularmente juega un papel poderoso en el discurso en línea.

Las vacunas en particular han sido una fuente de intenso debate a lo largo de los años, a pesar de la orientación constante de las autoridades sanitarias sobre su eficacia. Hoy, YouTube está ampliando sus políticas de desinformación médica con nuevos lineamientos sobre las vacunas administradas actualmente que están aprobadas y confirmadas como seguras y efectivas por las autoridades de salud locales y la OMS.

No solo contra los antivacunas COVID-19, sino otras desinformaciones médicas

A lo largo de este trabajo, aprendieron lecciones importantes sobre cómo diseñar y hacer cumplir políticas matizadas de desinformación médica a escala. Trabajando en estrecha colaboración con las autoridades sanitarias, están buscando equilibrar su compromiso con una plataforma abierta con la necesidad de eliminar el contenido dañino atroz.

Constantemente han visto afirmaciones falsas sobre las vacunas contra el coronavirus que se han convertido en información errónea sobre las vacunas en general, y ahora están en un punto en el que es más importante que nunca expandir el trabajo que comenzaron con COVID-19 a otras vacunas.

Al igual que para los lineamientos sobre COVID, están consultando con organizaciones de salud locales e internacionales y expertos para el desarrollo de estas políticas. Por ejemplo, la nueva orientación sobre los efectos secundarios de las vacunas está alineada a los recursos públicos de vacunas proporcionados por las autoridades de salud y respaldados por un consenso médico.

Desde cuándo se aplican las nuevas medidas

Estos cambios en las políticas ya entraron en vigor y, al igual que con cualquier actualización importante, los sistemas tardarán un tiempo en lograr que su aplicación sea completa. 

Existen importantes excepciones a los nuevos lineamientos. Dada la importancia de la discusión pública y el debate para el proceso científico, seguirán permitiendo el contenido que aborda las políticas sobre vacunas, ensayos de nuevas vacunas y éxitos o fracasos históricos de vacunas.

También se permitirán los testimonios personales relacionados con las vacunas, siempre que el video no infrinja otros lineamientos de la comunidad o que el canal no muestre un patrón de promoción de la indecisión ante las vacunas. 

Todo esto complementa el trabajo continuo que hace YouTube para impulsar la información de salud acreditada en la plataforma y conectar a las personas con contenido y fuentes de salud creíbles y de calidad. 

Esta actualización a las políticas es un paso importante para abordar la información errónea sobre vacunas y salud en la plataforma, y aseguran que seguirán invirtiendo en todos los ámbitos en las políticas y productos que brindan información de alta calidad a los espectadores y a toda la comunidad de YouTube.

Seguiremos comunicando…

Publicidad
Publicidad

Salir de la versión móvil