AFASIA, SÍNTOMA O ENFERMEDAD

Qué es la afasia, la enfermedad que obliga a Bruce Willis a retirarse del cine

EN ESPAÑA, LA ASOCIACIÓN AYUDA A LA AFASIA CALCULA QUE UNAS 350.000 PERSONAS VIVEN AFECTADAS POR ESTE TRASTORNO

Según la Sociedad Española de Neurología (SEN), la afasia no es una enfermedad, es un trastorno en el lenguaje, es decir, un síntoma consecuencia de una alteración en el funcionamiento de alguna de las partes del cerebro

 

Publicidad

Según el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés), la mayoría de las personas que tienen afasia son adultos de mediana edad o mayores, pero incluso los niños pueden padecerla. En el caso concreto de España, la Asociación Ayuda a la Afasia calcula que viven unas 350.000 personas afectadas de este trastorno, pero que solo es diagnosticado a 25.000 pacientes cada año.

En concreto, la afasia es un trastorno en el lenguaje producido como consecuencia de una lesión o una alteración en el funcionamiento en las partes del cerebro responsables de la expresión, la comprensión, la lectura y/o la escritura. Por tanto, no estamos ante una enfermedad, sino ante un síntoma reflejado mediante la alteración del lenguaje.

En ocasiones, esta alteración del lenguaje puede ser transitoria (como puede ocurrir en pacientes con epilepsia o con migraña), en otras persiste mientras se manifieste la enfermedad (ictus, infecciones, como por ejemplo un tumor cerebral) y en otras forman parte de una enfermedad neurodegenerativa,  como en la afasia primaria progresiva, que es un síndrome clínico asociado a demencias como la enfermedad de Alzheimer o la demencia frontotemporal.

Diferentes tipos de afasia

Existen muchos tipos de afasia, que se dividen en dos grandes grupos: fluente y no fluente. Entre la primera, la más frecuente es la afasia de Wernicke. Quienes la sufren pueden formar oraciones largas que no tienen sentido, en las que incorporan con frecuencia palabras inventadas o fuera de contexto. El tipo más común de afasia no fluente se denomina de Broca. En estos casos el paciente entiende lo que se le dice y emplea frases cortas, eliminando con frecuencia preposiciones y pronombres. Este tipo de trastorno suele ir acompañado de debilidad o parálisis.

Por otra parte, en función de las características y gravedad de la enfermedad subyacente, el paciente presentará una capacidad variable de recuperación. Si el daño cerebral es leve, existe la posibilidad de que la persona recupere las habilidades del lenguaje sin tratamiento.

Sin embargo, como se ha demostrado, la mayoría de las personas necesitan de una rehabilitación a manos de expertos del lenguaje, logopedas y foniatras. En estos casos, la recuperación de las habilidades del lenguaje suele ser un proceso relativamente lento y el grado de recuperación variable.

En el caso de la afasia producida por una enfermedad neurodegenerativa, estamos ante un tipo de afasia denominada “afasia progresiva”, es decir aquella en la que el paciente empeora a medida que la enfermedad avance.

Afasia progresiva

La afasia progresiva puede ser el modo de presentación de diversas enfermedades neurodegenerativas, y a diferencia de otras causas que producen afasia de forma repentina, en estos casos los síntomas comienzan gradualmente y el trastorno del lenguaje es el síntoma más destacado.

Este deterioro progresivo del lenguaje, se relaciona habitualmente con un tipo de demencia frontotemporal, un grupo de trastornos relacionados por la degeneración de los lóbulos frontal o temporal del cerebro, que incluyen tejido cerebral relacionado con el habla y el lenguaje, o con una variante de la enfermedad de Alzheimer. La edad de inicio habitual de la afasia primaria progresiva se considera en torno a los 50 a 70 años.

La afasia puede afectar a cualquier edad, pero es más común que afecte a personas adultas, sobre todo a partir de los 60 años. En España, y según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN) más de 350.000 personas padecen afasia y cada año se producen unos 25.000 nuevos casos.

Por otra parte, en España se calcula que la demencia frontotemporal afecta a un 0,2-0,3% en la población mayor de 65 años, de los cuales el 20-40% correspondería a casos con afasia progresiva primaria.

Seguiremos informando…

Publicidad
Publicidad

Salir de la versión móvil