MEDICINA DEL DEPORTE

Apertura de la Unidad de Intervencionismo y Terapias Biológicas y Regenerativas en Olympia

PARA TODO TIPO DE LESIONES DEPORTIVAS

Los médicos de esta unidad se encargan de valorar, prescribir y realizar todo tipo de terapias biológicas /regenerativas e infiltraciones guiadas por técnicas de imagen en lesiones y patologías crónicas del aparato locomotor

Publicidad

El centro hospitalario Olympia del grupo Quirónsalud, ubicado en el edificio Caleido de Madrid, ha puesto en marcha en el espacio Sport Center la Unidad de Intervencionismo y Terapias Biológicas y Regenerativas. Esta unidad se encarga de valorar y realizar las terapias e infiltraciones guiadas por técnicas de imagen para las lesiones y patologías crónicas del aparato locomotor y en todas las lesiones deportivas.

La guía mediante técnicas de imagen permite que la infiltración de estos productos se realice de forma precisa aumentando al mismo tiempo la seguridad y eficacia de las mismas.  La innovadora unidad está formada por médicos especialistas en Rehabilitación y Medicina Física y médicos especialistas en Medicina del Deporte con amplia experiencia y referentes en este campo.

Este es el caso de la doctora que lidera la unidad, Almudena Fernández-Bravo Rueda, médico especialista en Medicina Física y Rehabilitación, experta en ecografía musculoesquelética y terapias regenerativas y de Ramón Balius Matas, especialista en Medicina de la Educación Física y el Deporte con más de 30 años de reconocida experiencia. El equipo médico mantiene una estrecha colaboración con el servicio de Fisioterapia y Traumatología de Olympia lo que permite un abordaje global del paciente, prioritario para la recuperación de este tipo de lesiones.

Tal y como explica la doctora Almudena Fernández-Bravo, las terapias biológicas (ortobiológicas) utilizan sustancias naturales (células, tejidos o componentes de la sangre) para facilitar la reparación y regeneración, frenar la progresión y acelerar la recuperaciónde las lesiones del aparato locomotor. “Están indicadas para el tratamiento de lesiones del cartílago articular -desde la condropatía a la artrosis- así como para las lesiones de músculos, ligamentos y tendones”.

Según la experta, los tratamientos ortobiológicos más conocidos y eficaces que utilizamos son los de plasma rico en plaquetas, que actúan como elemento potenciador de funciones tisulares “Las plaquetas favorecen la proliferación celular y la síntesis de matriz extracelular promoviendo la cicatrización, la reparación de heridas y de otras lesiones tisulares. Al utilizar el plasma del propio paciente, estas terapias no tienen efectos secundarios ni riesgo de rechazo”, añade la doctora

De acuerdo con el doctor Ramón Balius, el plasma rico en plaquetas puede ser utilizado en todo tipo de patologías del aparato locomotor, con evidencia ya suficientemente demostrada. “Principalmente se utiliza para lesiones de tipo articular, tendinoso y muscular, pero también tiene otros usos como son el tratamiento de úlceras o fracturas no consolidadas, entre otras”.

“Otro de los tratamientos resolutivos, aunque algo menos habituales son las infiltraciones con células madre mesenquimales obtenidas mediante aspiración de médula ósea o de tejido graso”, señala la doctora Almudena Fernández-Bravo.

Ramón Balius afirma que actualmente se están utilizando infiltraciones de células madre mesenquimales procedentes de aspirado de médula ósea (BMAC), que tiene menor proporción de células madre, pero con una fuente importante de factores de crecimiento. “Estos factores pueden contribuir a la condrogénesis y tienen un efecto anabólico y antiinflamatorio”.

Pero la nueva unidad de Olympia, describe Almudena Fernández-Bravo, ofrece otro tipo de terapias como la técnica de la viscosuplementación con Ácido Hialurónico, para mejorar la viscoelasticidad, lubricar y reducir la inflamación de las articulaciones y tendones. Las Ondas de choque, técnica también realizada por los doctores, tienen como objetivo una regeneración de los tejidos enfermos o lesionados mediante los efectos tanto mecánicos como biológicos derivados de ondas acústicas de muy alta energía.

Otros tratamientos que se realizan son la proloterapia, que trata de iniciar la reparación de un tejido a partir de la infiltración de pequeñas dosis de Dextrosa o Glucosa asociada a un anestésico local, habitualmente lidocaína. O la infiltración de monocitos, células presentes en la sangre y que son fundamentales en el proceso de la regeneración de los tejidos” asevera la doctora.

Intervencionismo Ecoguiado

Como indica la responsable de la unidad de Olympia, para la administración precisa de los productos ortobiológicos y otras sustancias como los esteroides/anestésicos, consideramos imprescindible una infiltración guiada por imagen, habitualmente mediante ecografía. “La ecografía musculoesquelética nos permite al mismo tiempo, confirmar nuestro diagnóstico clínico de sospecha, determinar el grado de lesión, la localización exacta y por lo tanto facilitar un pronóstico funcional el mismo día de la consulta”, señala la doctora.

En los últimos años se está generalizando la ecografía musculoesquelética para el control de las infiltraciones y terapias ya que permite visualizar la aguja, incluyendo su bisel, sin necesidad de radiaciones ionizantes y a tiempo real, consiguiendo con ello controlar su trayecto y localizar con exactitud el punto a infiltrar. La mayoría de estos procedimientos se pueden realizar ambulatoriamente y sin necesidad de anestesia o en su caso con anestesia local”, afirma el doctor Ramón Balius.

Ambos especialistas destacan que son numerosas las técnicas realizadas en esta unidad, desde todo tipo de infiltraciones ecoguiadas y bloqueos/hidrodisecciones nerviosas hasta procedimientos percutáneos ecoguiados, mínimamente invasivos, o diferentes técnicas para controlar el dolor en procesos crónicos.

Los avances en las técnicas y en los equipos ecográficos permiten la utilización de los ultrasonidos para el guiado y mejora en algunos procedimientos, donde el ecógrafo sirve de guía y soporte a la intervención. “Ello permite adicionalmente que los abordajes sean menores, manteniendo sin embargo el control visual de las estructuras en profundidad”, concluye Fernández-Bravo.

Seguiremos informando…

Publicidad
Publicidad

Salir de la versión móvil