EN EUROPA

La economía, la guerra y el cambio climático, provocan una nueva ola de trastornos de salud mental

ASÍ SE HA CONFIRMADO EN EL PARLAMENTO EUROPEO 

El informe Headway Mental Health 2022, elaborado por el think tank The European House – Ambrosetti y la farmacéutica Angelini Pharma, se centra en esta edición en analizar la salud mental y cómo está afectando a la población europea

Publicidad

Los determinantes ambientales son una categoría recientemente enmarcada en la salud mental. Su importancia reside en que incorporan todas las condiciones externas que afectan a la vida, el desarrollo y la supervivencia de una persona.

Este jueves se presentó en el Parlamento Europeo el informe Headway Mental Health 2022, elaborado por el think tank The European House – Ambrosetti y la farmacéutica Angelini Pharma, que se ha centrado en esta edición en analizar los determinantes ambientales de la salud mental y cómo estos están afectando a la población europea. Con la conclusión de que existe  una nueva ola de trastornos en los 27 países de la Unión Europea más Reino Unido, originada por la incertidumbre económica, la guerra y el cambio climático.

En su presentación ha participado el Dr. Celso Arango, director del Instituto de Psiquiatría y Salud Mental del Hospital Gregorio Marañón y, entre otras dimensiones, se ha demostrado, con el análisis de 55 indicadores, la repercusión en la salud mental tanto del entorno físico como la crisis climática y el entorno geopolítico. 

En concreto, teniendo en cuenta factores como: la contaminación, el clima, las catástrofes naturales, la seguridad o la delincuencia, entre otros, han procedido al análisis del estado de la salud mental de la población, así como, la capacidad de respuesta de los sistemas a las necesidades de salud mental y cuáles son estas necesidades en los lugares de trabajo, las escuelas y la sociedad.

“Desastroso impacto” en salud mental

Tras dicho estudio, el documento subraya el “desastroso impacto” de cuestiones como el cambio climático, las inundaciones masivas, las olas de calor y los conflictos sociopolíticos, como la guerra de Ucrania, en la salud mental. Y, dentro de las consecuencias del cambio climático, los autores nombran como principales consecuencias: el aumento de la mortalidad, los comportamientos impulsivos y agresivos y el incremento de las tasas de suicido.

Ahora bien, no se puede olvidar el impacto de la pandemia, y es que como bien señala esta reciente investigación, los casi tres años de pandemia han intensificado los largos tiempos de espera, la escasez de personal y la falta de financiación en salud mental.  Además, el mayor riesgo de infección, los horarios de trabajo más largos y la elevada carga de pacientes han contribuido a que los profesionales sanitarios experimenten niveles de ansiedad y depresión mucho más elevados que los de otras profesiones.

Ante tal situación, la publicación pide y reclama a los Estados miembros que aborden lo antes posible el apoyo a la salud mental de las personas en los lugares de trabajo, las escuelas y la sociedad. Algunos países europeos carecen de datos relevantes sobre los factores necesarios para evaluar estas necesidades, como la tasa de empleo o el apoyo social a las personas con problemas de salud mental. Pero, existiendo una evaluación de estos factores, los responsables políticos y los proveedores de asistencia sanitaria deben garantizar un apoyo integral a las personas con problemas de salud mental.

La OMS-Europa calcula que más de 110 millones de personas viven con algún tipo de trastorno de salud mental en Europa. Además, actualmente, los trastornos de salud mental se encuentran entre las 10 enfermedades no transmisibles más comunes. 

Seguiremos informando…

Publicidad
Publicidad

Salir de la versión móvil