TELECINCO CONFÍA EN LA PERIODISTA PARA LIDERAR LA FRANJA

TVE diseña una estrategia para torpedear la llegada de Ana Rosa a las tardes

LA CADENA PÚBLICA DOBLA LA EMISIÓN DE ‘LA PROMESA’

Ana Rosa Quintana es la gran baza de Telecinco después de que ‘Cuentos chinos’ no haya comenzado con buen pie su batalla contra ‘El Hormiguero’

Publicidad

Cómo han cambiado las cosas en apenas unos meses. Si históricamente era Telecinco quien intentaba poner piedras en el camino a TVE, ahora ocurre lo contrario. La cadena pública ha diseñado un plan para torpedear la llegada de Ana Rosa a las tardes, que tendrá lugar este lunes 18 de septiembre.

La irrupción de la veterana periodista en esta franja es una de las grandes bazas de Mediaset para este arranque de curso. Sabedores de ello, en la corporación han decidido dar un giro a sus tardes doblando la emisión de La Promesa. Con este movimiento, TVE pretende reducir la audiencia de primeras entregas de TardeAR.

Una decisión estratégica que amparan los buenos resultados que cosecha la ficción española desde su estreno. Entre los méritos de La promesa está haber destronado a Amar es para siempre como la serie diaria más vista de nuestro país, y por ende, liderar su franja.

Así las cosas, La promesa tendrá doble emisión de lunes a viernes, ampliando su horario hasta las 18:20h. De esta forma, coincidirá con la primera mitad del nuevo espacio de Ana Rosa; unos minutos que se antojan clave para atraer a los espectadores y hacer del formato un referente informativo.

Telecinco no lo tendrá fácil

Si Ana Rosa no las tenía todas consigo antes de su estreno, las cosas se le complican aún más. La que ha sido reina de las mañanas durante casi dos décadas tendrá que bajar al barro para pelear por ser la primera opción de las tardes.

En frente tendrá a una Sonsoles Ónega que llega reforzada tras una buena temporada en Antena 3 y, presumiblemente, primero a La promesa y después a Jordi González con su nuevo programa, La plaza.

Seguiremos Informando…

Publicidad
Publicidad

Salir de la versión móvil