A LOS 80 AÑOS DE EDAD

Muere el periodista y crítico de cine Carlos Pumares

CONOCIDO POR EL EMBLEMÁTICO PROGRAMA ‘POLVO DE ESTRELLAS’

Carlos Pumares, en el estudio de Capital Radio

Su programa radiofónico ‘Polvo de estrellas’ se convirtió en un referente de la crítica e información cinematográfica durante los años 80

Publicidad

Día de luto para la radio. El periodista y crítico de cine Carlos Pumares ha fallecido este jueves en Madrid a los 80 años, según han confirmado sus allegados a través de redes sociales.

Conocido por el emblemático programa radiofónico y televisivo Polvo de estrellas, Pumares fue uno de los críticos del séptimo arte más destacados de su generación. También fue guionista y escritor, además de participar como actor en algunas películas.

No obstante, obtuvo su mayor éxito en la radio con Polvo de estrellas, que condujo en Antena 3 Radio, y posteriormente en Onda Cero. Este programa de análisis cinematográfico se emitía en horario nocturno y se caracterizaba por su cercanía con los oyentes.

A lo largo de su trayectoria, Carlos Pumares presentó algunos programas emblemáticos de televisión como La Clave, en TVE, y colaboró con otros medios como Antena 3 o La Razón.

Reacciones del mundo del cine

El mundo del cine se ha volcado para despedir a Carlos Pumares. Una de las primeras personalidades en reaccionar a su fallecimiento ha sido Santiago Segura, quien a través de su cuenta de Twitter le ha dedicado unas palabras.

“Era un crítico peculiar. Un auténtico amante del cine y un personaje muy divertido. Ha sido un disgusto conocer hoy la noticia de su fallecimiento y saber que no volveremos a tomarnos un café charlando de cine, como cuando coincidíamos en algún festival. Mi más sentido pésame a su familia y a todos los que, como yo, le teníais en vuestra galería de personas que, de alguna forma, alegraron nuestras vidas…”, ha comentado.

El periodista y escritor Juan Luis Cano también ha querido recordarle: “Me ha dado mucha pena. Era un entrañable gruñón, conocedor como nadie de la historia del cine y muy culto. Su enfado permanente era una pose que creó el personaje que se apoderó de él Hicimos muchas risas con él y junto a él”.

Seguiremos Informando…

Publicidad
Publicidad

Salir de la versión móvil