Lunes, 16 Febrero 2015 13:09

Crece el compromiso de Fontaneda con el medioambiente y el consumidor

Escrito por redacción prnoticias

A través de Compromiso Harmony Fontaneda busca limitar el impacto en la naturaleza, preservar la biodiversidad, fomentar la agricultura local y ofrecer al consumidor galletas de mayor calidad. Marie Lu y Osito Lulú son las nuevas referencias de Fontaneda que se suman este año a Compromiso Harmony, junto con Digestive y La Buena María. En la pasada campaña 1,4 millones de abejas se han alimentado en los campos que Compromiso Harmony reserva a cultivos melíferos, un 14% más que entre 2012-2013.

Según algunos expertos la empatía, la confianza o el optimismo, son algunas de las claves para que un compromiso se mantenga. Sin embargo en Fontaneda, marca centenaria en galletas de desayuno, saben que la búsqueda de la excelencia también es un potente motor para que un proyecto dure y crezca en el tiempo.

 

Precisamente ha sido la búsqueda de la excelencia en la nutrición y la calidad de sus galletas, lo que ha hecho que desde 2011 Fontaneda haya puesto en marcha en España Compromiso Harmony, un proyecto basado en el compromiso que adquiere Fontaneda con sus consumidores, agricultores locales y la naturaleza y con el que se busca:

 

Limitar el impacto medioambiental a través del abastecimiento de proveedores locales

 

Mejorar la producción de trigo que emplea en sus galletas con medidas como el uso de semillas certificadas o la selección de la mejor variedad de trigo

 

Preservar la biodiversidad local destinando el 3% de los campos que forman parte de este proyecto, al cultivo de flores melíferas para favorecer la supervivencia de las poblaciones de abejas y mariposas y asegurar así la polinizaciónÇ

 

Garantizar la trazabilidad pudiendo conocer en todo momento en qué etapa de la cadena de producción se encuentra el trigo, dese su siembra hasta la elaboración final del producto

 

Una Carta de Calidad como guía

 

Para que los agricultores locales puedan proveer de trigo a Fontaneda, deben cumplir la ‘Carta de Calidad Harmony’, un código de buenas prácticas que orientan la actuación en ámbitos como el uso del agua, la gestión de residuos, el transporte y el almacenamiento de la cosecha, la fertilización y la sanidad de los cultivos o la trazabilidad desde la parcela hasta la recepción del trigo.

Una carta de calidad que se mejora y revisa cada año y que ha pasado de tener 38 a 49 buenas prácticas.

 

A su vez, la empresa externa SGS, líder mundial en inspección, verificación, análisis y certificación, efectúa auditorías aleatorias tanto a los agricultores como a las harineras.

 

España es el segundo país europeo, después de Francia, en el que se ha implantado esta novedosa iniciativa de agricultura sostenible recogida en el Compromiso Harmony. No obstante, se trata de un proyecto a largo plazo que irá creciendo como lo han hecho tanto las toneladas de trigo Harmony, como el número de agricultores y cooperativas locales o las especies de mariposas y abejas que se alimentan en las hectáreas destinadas al cultivo de flores melíferas.

 

Según Esther Patino, manager de Comunicación de Mondelez Iberia, `Compromiso Harmony es un proyecto a largo plazo que integra tanto los objetivos globales de Mondelez International de proteger el bienestar de nuestro planeta, como los objetivos por parte de Fontaneda de seguir mejorando la calidad del trigo y ofrecer al consumidor un producto elaborado de acuerdo a un código de buenas prácticas en apoyo a la agricultura local y la biodiversidad’.

 

El objetivo es que en 2015, el 74% de las galletas Fontaneda estén producidas con trigo Harmony. Actualmente las marcas que forman parte de este compromiso son La Buena María y Digestive con la incorporación, también este año, de Osito Lulú y Marie Lu. Belvita Desayuno y Fruit & Fit lo harán en 2016.

 

A fin de compartir con el consumidor este compromiso, el proyecto Harmony está en el envoltorio de las galletas pero también puede encontrarse más información aquí.