Miércoles, 25 Febrero 2015 12:10

La apuesta inclusiva de Zippy para que los daltónicos elijan el color de su ropa

Escrito por redacción prnoticias

La marca de moda infantil es la pionera textil a nivel mundial en implantar un sistema de etiquetado con el código ColorADD, que permite a las personas daltónicas identificar los colores de las prendas. La compañía explicó este caso de éxito en una jornada sobre innovación social organizada por ISEM Fashion School Businees y Sinnple.

 

 

Zippy, marca de moda infantil de 0 a 14 años y puericultura, ha hecho de la innovación una de sus señas de identidad. Más allá de su empeño por satisfacer las necesidades de sus clientes, pretende ofrecer soluciones a medida para cada una de las etapas de crecimiento de todos los niños. Una filosofía que se plasma, por ejemplo, en el empleo del código ColorADD en todas sus prendas, convirtiéndose en la marca textil pionera a nivel mundial en implementar este sistema que permite a las personas daltónicas identificar los colores. Zippy explicó la potencialidad de esta iniciativa en la Jornada de consumidores, sostenibilidad e innovación social, organizada por ISEM Fashion School Businees y Sinnple el pasado 18 de febrero.

 

‘Para Zippy, el color es la base del desarrollo de todas nuestras colecciones ya que es un elemento esencial para la visión de un mundo más feliz y divertido’, comentó Antón Salgado, country manager de Zippy en España, en la presentación de este caso de éxito. Ello, junto con la idea de promover un crecimiento sostenible y social, evidencia la importancia de prestar un servicio de calidad para aquellos niños, padres o madres que tienen problemas para identificar determinados colores. La colaboración con ColorADD, así pues, pronto se reveló como un paso natural para la marca y, a partir de la colección Primavera Verano 2013, todas las colecciones incorporan en su etiquetado esta tecnología. El código se basa en un sistema de equivalencia y emplea cinco símbolos gráficos –que corresponden a los tres colores primarios, más el blanco y el negro, cuya combinación representa una amplia gama de diferentes colores y tonalidades, facilitando así el día a día de los daltónicos.

 

‘Nuestra meta es que para las personas daltónicas sea rutinario poder elegir su ropa. Este aspecto cobra una gran importancia cuando nos ubicamos en un entorno infantil, ya que contribuimos a su desarrollo al incentivar en ellos la capacidad de decisión sobre su propia vestimenta, contribuimos a que confíen más en sí mismos e, incluso, a que sean más independientes’, afirmó Salgado.

 

Y es que, tal y como aseguró Miguel Neiva, creador del código, ‘las cuestiones de innovación surgen cuando se piensa en las necesidades de los demás’, algo que le llevó a poner sus más de 15 años de experiencia como diseñador gráfico al servicio de la sociedad. Para él, el daltonismo es un problema de conciencia social que puede conllevar consecuencias muy negativas para quien lo padece. ‘En la actualidad, el 90% de la comunicación visual está basada en el color. Teniendo en cuenta que se estima que existen 350 millones de personas daltónicas, nos encontramos con que una parte importante de la población –en torno al 10%, sobre todo hombres– se encuentra con dificultades para identificar ciertas señales’, explicó.

 

Esta problemática, unida a la inquietud por ‘diseñar un mundo mejor’, le llevó a idear ColorADD, un código único, inclusivo, universal y transversal. ‘A través de la Teoría de la Adición del Color, que se enseña en los primeros cursos escolares, se establece una correlación de símbolos y colores, y que posibilita identificar de forma gráfica todos los colores de la paleta’, argumentó.

 

Pero las ideas necesitan materializarse para poder tener un efecto positivo sobre la sociedad. Y es aquí donde la colaboración con Zippy adquiere mayor transcendencia. ‘Se trata de la principal compañía de moda infantil en Portugal, por lo que conseguir su respaldo ha supuesto un impulso muy importante para conseguir que ColorADD se convierta en una herramienta transversal y aplicable en ámbitos muy diferentes, como la educación, la señalética vial o, incluso, en el sistema de triaje empleado en los hospitales’, matizó Neiva.

 

Para este propósito, la comunicación de la iniciativa al público general adquiere una especial importancia. Así, Diana Loureiro, brand manager de Zippy, explicó la campaña que la marca de moda infantil desarrolló para ello. ‘ColorADD supone un valor añadido muy importante para la marca. Es un contenido potente para el cliente, pero como compañía necesitábamos rentabilizarlo. Por ello, y para contribuir con la internacionalización del proyecto, fue esencial apostar por una campaña de marketing y comunicación potente’, explicó. Así, y gracias a un importante esfuerzo en relaciones públicas, activaciones en tienda, acciones especiales con centros educativos y eventos, se trasladó la importancia de ColorADD a los clientes de Zippy en los 19 países en los que la marca tiene presencia.