Martes, 21 Abril 2015 13:48

Los abogados de Auren consiguen una sentencia favorable del Tribunal Supremo para Inma Cuesta

El equipo de profesionales jurídicos especializados en propiedad intelectual de Auren, dirigidos por su socia Pilar Sánchez-Bleda, consiguieron para la nueva 'chica Almodóvar' un incremento en la indemnización de un 90% .La revista Qué me dices publicó en 2010 unas imágenes de la actriz por las que la publicación fue demandada, cuya editora se ve ahora obligada a indemnizar económicamente a la representada de Auren.

El equipo de abogados de Auren especializados en propiedad intelectual acaban de conseguir una sentencia favorable para su representada Inma Cuesta, actriz española que había denunciado a la revista Qué me dices por la publicación en 2010 de unas fotos 'robadas' en las que se atentaba contra su intimidad e imagen. El trabajo de los profesionales de la firma líder en prestación de servicios profesionales de auditoría, asesoramiento legal, consultoría y corporate estuvo dirigido por la socia directora Pilar Sánchez-Bleda, consiguiendo un incremento del 90% la indemnización que la Audiencia Provincial había concedido a Inma Cuesta en Segunda Instancia. La sentencia del Tribunal Supremo, ya definitiva, se ha traducido en tan alto porcentaje de compensación económica, que ahora deberá abonar la editora de la revista a la nueva 'chica Almodóvar' . Inma Cuesta participará en la próxima película del cineasta manchego ‘En silencio’.

El éxito que ha supuesto lograr que la sentencia del Tribunal Supremo incrementara en casi un 100% la indemnización económica que la Audiencia Provincial había concedido a Inma Cuesta en Segunda Instancia es el resultado de la actividad probatoria realizada por el equipo de abogados de Auren, que demostró con pruebas y evidencias sólidas que se había producido 'una intromisión ilegítima en el derecho a la intimidad y a la propia imagen' de la actriz.

José Ignacio Gómez Santano, abogado de Auren, ha explicado en relación a la sentencia que 'no sólo probamos la vulneración del derecho fundamental a la intimidad y a la propia imagen, a lo que estamos obligados como parte demandante, sino que también asumimos el reto de acreditar con todos los medios posibles la cuantía de la indemnización. El Tribunal Supremo premia dicha labor que ha beneficiado al cliente y reprocha a la revista su inactividad probatoria sobre la tirada de la revista, los ingresos obtenidos por dicha tirada y los ingresos por publicidad, cuestiones que la demandada podría haber probado mejor que nadie'.

Además, añade Elena Ordúñez Martín, abogada de Auren, que 'la Audiencia Provincial de Madrid consideró desproporcionada la cuantía que habíamos solicitado en concepto de indemnización para Inma Cuesta porque entendió que una revista del corazón carece de interés general y, en consecuencia, suscita un interés menor para el público. Sin embargo, el Tribunal Supremo, subraya que, lejos de lo anterior, este tipo de revistas, si bien no forman opinión pública, suscitan un enorme interés para un gran sector del público. Y no cabe duda de que unas fotografías de una actriz famosa en topless contribuyen a aumentar las ventas de la revista aunque para ello se tengan que vulnerar derechos fundamentales, lo que justifica la indemnización solicitada en primera instancia'.