Jueves, 12 Mayo 2016 16:00

El ictus es la primera causa de dependencia en adultos en España

Escrito por

Los últimos avances en prevención y tratamiento del ictus se dieron cita el lunes 9 de mayo en la jornada Stroke Action: Preventing and Caring, una iniciativa internacional organizada por la Federación Española de Ictus, en el marco del II European Stroke Organization Conference (ESOC2016). El programa, que apostó por un enfoque científico y la vez social, incluyó la participación de expertos internacionales en esta materia. Las consecuencias del ictus suponen la primera causa de dependencia en adultos en España: déficits motores, sensitivos, visuales, alteración de la sensibilidad o trastornos del habla (afasia) son las secuelas estadísticamente más habituales en los pacientes que sobreviven a un ictus.

Estas secuelas pueden reducirse drásticamente si se actúa con urgencia, dentro de las primeras 4,5 horas; conociendo los síntomas con los que se presenta el ictus puede actuarse mucho más rápidamente, reduciendo los daños cerebrales y sus repercusiones. Si además se controlan los factores de riesgo asociados, como la hipertensión, la obesidad o el tabaquismo, podrían evitarse más de la mitad de los accidentes vasculares cerebrales, de ahí la importancia de concienciar a la población tanto en su prevención como en el reconocimiento de síntomas. El tiempo de reacción, el tipo de ictus, las posibilidades de rehabilitación y el seguimiento son algunos de los factores claves que influyen en la calidad de vida de un paciente que ha sufrido un accidente cerebrovascular.

En concreto, como señala Carmen Aleix, presidenta de FEI "la rehabilitación es parte fundamental del proceso de recuperación y de la posterior calidad de vida del paciente. Y en este proceso no sólo está involucrado el paciente sino también su entorno, que necesita en muchos casos de ayudas tanto económicas como psicológicas". Durante la jornada se presentaron aspectos relacionados con la investigación post-ictus, como es el uso de células madre para la regeneración de tejidos o la revascularización endovascular, los nuevos fármacos anticoagulantes que previenen el ictus en las fibrilaciones auriculares, y se presentaron las últimas novedades en materia de rehabilitación, incluyendo los aspectos psicosociales asociados.