rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Linkedin Google+ Youtube Facebook Twitter
Actualizado 17-08-2018 / 12:26

Greencities 2016: Las 8 claves del vehículo eléctrico

Claves del vehículo eléctrico Claves del vehículo eléctrico

El vehículo eléctrico ya es una realidad y se espera que en el año 2020 sea una industria completamente desarrollada. Se habla mucho del éxito de esta modalidad de vehículos, que permite una conducción libre de humos, silenciosa y consumiendo tan sólo energía. Northgate ha presentado en la 7ª edición de Greencities en Málaga su flota de vehículos eléctricos para empresas y profesionales en renting flexible, para adaptarlos a sus necesidades. La compañía tiene una gran presencia en Andalucía, con cuatro sedes repartidas en Málaga, Cádiz, Almería y Sevilla con el fin de ayudar a sus clientes.

La compañía pionera de renting flexible en nuestro país, cuenta con una amplia gama de vehículos eléctricos y además, renueva constantemente su parque automovilístico, con el fin de ofrecer vehículos de última generación, que dispongan de los últimos avances tecnológicos y la mayor eficiencia energética y medioambiental.

Además, con el renting flexible de Northgate, las empresas no se comprometen a un plazo determinado de tiempo, pudiendo cambiar o devolver el vehículo en cualquier momento según sus necesidades y sin sufrir penalización, se benefician de ventajas fiscales, evitan comprometer su inversión de negocio, tienen la tranquilidad de contar siempre con un vehículo de sustitución de la misma categoría y cuentan con un mantenimiento integral de la flota sin tener que realizar desplazamientos.

Son muchos los factores que hacen de estos vehículos una solución de movilidad con múltiples beneficios para los consumidores y aquí lo resumimos en 8 claves:

1.            La eficiencia energética del vehículo eléctrico es casi el doble (90%) que el de combustión interna.

2.            No contamina porque, al no quemar combustible, no expulsa gases como el CO2 y no depende de energías limitadas.

3.            Sin ruidos, ni vibraciones ni emisiones de calor, y no necesita circuito de refrigeración.

4.            Su mantenimiento es mucho más económico, ya que no necesita revisiones ni cambios de aceite.

5.            La recarga eléctrica es más barata que llenar un depósito de gasolina o diésel.

6.            Se puede recargar en casa a través de enchufes convencionales.

7.            Más fácil de conducir: las marchas cambian de forma automática, no tiene embrague, cuesta más que se estropee y tiene poco desgaste.

8.            Solución de movilidad: las ciudades se convierten en un núcleo de atascos y el ahorro que supone estos vehículos es considerable. 

Modificado por última vez: Miércoles, 05 Octubre 2016 18:02

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto