Miércoles, 16 Noviembre 2016 17:25

¿Sabías que la incontinencia urinaria entre hombres es más habitual de lo que se piensa?

Escrito por

La incontinencia urinaria (IU) es muy común entre hombres ya que hasta uno de cada cuatro mayores de 40 años sufre algún tipo de pérdida de orina. Este problema de salud repercute de forma notable en las actividades de su día a día: el 90% se sienten menos seguros a causa de estos síntomas, lo que repercute en su vida social, su trabajo, sus relaciones sexuales, el descanso nocturno o en el trabajo.

Aunque existen varias causas que originan estas pérdidas, una de las más comunes es la conocida como incontinencia por esfuerzo. Los hombres pueden presentar pérdidas involuntarias de orina al llevar a cabo actividades tan comunes como toser, estornudar, reír o saltar. El miedo a contarlo hace que haya un gran desconocimiento entre los hombres sobre cómo tratar de forma óptima estas pérdidas y sus consecuencias.

Sólo un 4% de la población masculina usa productos específicos para las pérdidas. El 60% de los hombres no acude al médico. Por ello, es imprescindible tomar el control de la situación: no ocultarlo a nuestro entorno y consultar con un profesional médico ante cualquier síntoma para buscar la mejor solución.

El deporte, ¿un aliado para prevenir las pérdidas de orina?

En muchos casos la IU viene provocada por el debilitamiento de los músculos del suelo pélvico. El ejercicio diario y regular es muy importante para mantener el organismo activo y un correcto estado físico. Además, el estrés aumenta la presión sobre la vejiga, por lo que es fundamental tener una actitud positiva y relajada que ayude a controlar los nervios. El deporte puede ser un buen aliado al ayudar a fortalecer los músculos del abdomen y del suelo pélvico, al mismo tiempo que reduce los niveles de estrés y mejora sustancialmente la autoestima. Antes de realizar algún deporte, consultar con un médico para valorar qué actividad es la más óptima para cada tipo de perfil con el fin de evitar contraindicaciones.

Subir a pie las escaleras o caminar a diario fortifica los músculos. También practicar deportes como golf, ciclismo o natación. ¿Sabías que jugar al golf mejora la capacidad de los músculos de la pierna y de la vejiga? Sin embargo, los deportes que requieren impactos bruscos como el aeróbic o los steps no son nada aconsejables y también debemos evitar ejercicios que requieran saltos repetidos y sistemáticos.

Toma el control del suelo pélvico: entrena tu vejiga

Para prevenir las pérdidas, es fundamental fortalecer la musculatura del suelo pélvico: aumentar el control sobre el esfínter, lo que contribuye al tratamiento eficaz frente a la IU. Los ejercicios para fortalecer esta zona del cuerpo no son solo exclusivos para mujeres, como en ocasiones se piensa. Los hombres también deben practicarlos.

  1. Localizar la musculatura ¿Cómo? En el caso de los hombres el truco está en contraer los músculos situados en torno al ano y hacer como si se retuvieran gases. Así los músculos del suelo pélvico se contraen automáticamente.
  2. Contraer y relajar dicho músculo en repetidas ocasiones para incrementar su fuerza y resistencia. Comenzar por contraerlo durante 5 segundos y descansar otros 5 y, poco a poco, aumentar la frecuencia y las repeticiones.
  3. Constancia. Para que estos ejercicios consigan disminuir o evitar las pérdidas de orina es importante hacerlo a diario. Para ver los resultados hay que esperar entre 2 y 4 meses.

La gran ventaja de este tipo de ejercicios es que puedes practicarlo en cualquier lugar y a cualquier hora sin que nadie lo note.

Con motivo del Mes de la Salud Masculina, TENA Men quiere normalizar esta situación entre la población española. Para ello, ha iniciado una campaña durante el mes de noviembre y estará con un espacio informativo los próximos 17 y 18 de noviembre en la Plaza de Príncipe Pío para eliminar tabúes sobre esta afección entre los hombres y puedan tomar el control de su actividad cotidiana.