rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Instagram Linkedin Youtube Facebook Twitter

El 53% de los conductores españoles está a favor de prohibir fumar al volante

En los próxos días se pondrá en marcha la Ley Antitabaco y en los lugares cerrados como restaurantes y cafeterías estará prohibido fumar. Pero, ¿qué ocurriría si también se prohibiese coger un cigarrillo en el interior del automóvil? En más de una ocasión, el director general de Tráfico, Pere Navarro, ha descartado esta medida. Sin embargo, según un reciente estudio de AutoScout24, el 53% de los conductores españoles estaría a favor de una posible prohibición de fumar al volante.

 

Los defensores de esta medida no sólo aluden a motivos sanitarios, sino que recalcan la contribución que supondría para la seguridad de los conductores. En este sentido, alertan de que el acto de fumar plica numerosas distracciones, como el uso de encendedores, la elinación de la ceniza o el vaciado del cenicero, silares a las que provocan los teléfonos móviles y dispositivos de navegación GPS, cuya manipulación al volante ya es sancionada la Dirección General de Tráfico (DGT) con multa de 200 euros y la detracción de tres puntos del carné de conducir.

 

Y es que el sple hecho de encender un cigarrillo supone que el conductor dedique 4 segundos, un tiempo en el que se retirará la vista de la carretera, se tendrán las manos ocupadas y no se podrá reaccionar a tiempo en caso de un incidente. Hay que tener en cuenta que un vehículo que circula a 120 Km/h, recorre en 3 segundos 100 metros, (lo equivalente a la longitud de un campo de fútbol). Por todo ello, el 70% de los partidarios de esta restricción recuerdan que el propio acto de fumar obliga a emplear una mano para sujetar el cigarrillo, lo que puede incidir negativamente tanto en el agarre del volante como en el proceso de cambio de marchas. Todas estas acciones, a su juicio, no sólo ponen en peligro la seguridad del propio fumador, sino también la de quienes circulan a su alrededor.

 

En el bando contrario se encuentra el 47% del total, que consideran que fumar no afecta en absoluto a la conducción, lo que opinan que la decisión final debe recaer únicamente sobre el dueño del vehículo. Algunos, incluso, van más allá al afirmar que sería precisamente una hipotética prohibición la que afectase negativamente a la seguridad, puesto que aumentaría la tensión de los fumadores al volante.

 

A pesar de todo y tras esta nueva medida, según el estudio de AutoScout24, sólo uno de cada cinco conductores permitirá fumar en su coche. Se mostrarán más tolerantes el 20% de los encuestados, que estarían dispuestos a hacer una excepción dependiendo de quién fuera la persona que se lo pidiese.

newsletter

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

* indicates required

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto