rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Instagram Linkedin Youtube Facebook Twitter

#pconfuturo: Wikileaks en el centro, el futuro en 2º plano

  • Published in INTERNET
  • El País reunió ayer en a los directores de los cinco grandes medios que recibieron los documentos de Wikileaks. Durante el encuentro se habló de lo que ha significado la aparición de esta red de filtraciones para el periodismo. Los internautas echaron de menos un debate sobre el futuro de los medios y su modelo de negocio.

 

Javier Moreno, director de El País, Sylvie Kauffman, directora de Le Monde, Bill Keller, director de The New York Tes, Alan Rusbridger, director de The Guardian, y George Mascolo, director de la revista Der Spiegel, acudieron ayer al Museo Reina Sofía para debatir sobre los cambios que Wikileaks ha introducido en los medios tradicionales. Más de 400 personas llenaron la sala de conferencias con una media de edad bastante baja (la mayoría estudiantes) que sorprendió a Moreno.

 

El acto comenzó con un vídeo de El País en el que Javier Moreno y su equipo narraban el momento en el que recibieron los documentos. 'Trabajamos en un sótano 40 personas aislados del resto del periódico' decía el director de El País. Después de esto no tardó en aparecer la palabra AUTOBOMBO en twitter. Los seguidores virtuales del acto (muchos de ellos también presentes en la sala equipados con iphones y ipads) se quejaron de que los directores de los cinco grandes medios no ataron nada nuevo y se dedicaron a ensalzar su propia labor. ¿Cuándo se va a hablar del futuro? decían muchos.

 

Sin embargo sí que se tocaron temas interesantes. ¿Se puede perseguir a Assange hacer los que hacemos los periodistas, buscar información y publicarla? ¿Wikileaks ha hecho ver que los grandes medios no estábamos cumpliendo con nuestro deber? Javier Moreno introdujo estas preguntas para el debate y reflexionó además sobre el poder que las redes sociales han dado a la gente, un poder que antes pertenecía a la prensa y que está haciendo que 'se desintegren los aparatos de la creación de la opinión pública que éramos los periódicos que ahora se crea en otras partes'.

 

'Soy escéptico sobre la idea de que Wikileaks haya cambiado el mundo' decía Bill Keller. El director de The New York Tes no cree tampoco que Estados Unidos vaya a cambiar su forma de hacer diplomacia estas filtraciones. 'No se negocia con Estados Unidos que guarde secretos, sino que interesa' matizó.

 

Sylvie Kauffman opina sin embargo que Wikileaks ha sido 'una pieza clave en la lucha la transparencia' ya que en países como Francia o España no existen leyes que garanticen el acceso a los documentos públicos como sí las hay en Estados Unidos o Gran Bretraña. Aunque tampoco cree que en política vaya a tener una trascendencia. 'No creo que Estados Unidos vaya a cambiar su política' afirmó.

 

Alan Rusbridger reconoció que las revelaciones de la web de filtraciones no han sido tan tantes para la población de los países democráticos. 'En los países donde no hay democracia se han interesado más estas informaciones. Es tante traspasar fronteras' argumentó.

 

En cuanto a la reacción de los Gobiernos una vez que se publicaron estos papeles, Bill Keller quiso dejar claro que The New York Tes consultó al Gobierno estadounidense sobre la información que tenía en sus manos, pero puso sus propios criterios a la hora de publicar. 'El Gobierno español fue muy profesional pese a que algunos cables no le dejaba muy bien. Ha reaccionado de manera contenida y sobria' comentó Moreno. En Francia el ministro francés de Industria quiso detener la publicación de las filtraciones e intentó para ello conseguir el apoyo del Gobierno estadounidense pero no lo logró. 'Esto fue interesante como reacción del Estado' dijo Sylvie Kauffman. 'Que algo sea secreto no significa que no podamos publicarlo' argumentó George Mascolo.

 

Pese a que los Gobiernos no han actuado en contra de los medios que sacaron a la luz estos papeles Rusbridger advirtió 'Debemos mantenernos alerta sobre lo que le ocurra a Bradley Manning' condenarle 'sería una mala lección para el mundo'. Los cinco directores coincidieron además en defender que Julian Assange debe ser protegido la prera enmienda que protege a la prensa. 'Sería ridículo juzgarle a él sin juzgarnos a nosotros' expuso Rusbridger. El director de The Guardian indicó además que condenar a Assange chocaría con esos deseos democráticos que se tienen para Oriente Medio.

 

La revolución que está viviendo el mundo árabe también fue un tema a tratar. Los directores coincidieron en este punto en que ahora queda demostrado que tomaron la decisión correcta al publicar los cables sobre Yemen pese a que se trataba de un asunto delicado su colaboración como aliado en la lucha contra el terrorismo.

 

'Lo que sucede en el mundo árabe tiene mucho que ver con la revolución tecnológica' dijo Rusbridger. Bill Keller puso hincapié en la valentía de la población. 'Los héroes de verdad son los que han salido a la calle, no debemos restarles protagonismo' matizó. 'Hoy los opositores tienen teléfono y acceso a facebook, cosa que no tenían en los 80' recordó el director de Dir Spiegel.

 

EL FUTURO DEL NEGOCIO E INTERNET

 

Cuando faltaban apenas 20 minutos para que terminara el debate, que se alargó hasta las 21.00 horas, se trató el tema del futuro del periodismo. 'Esto termina cuando se empieza a poner interesante' decían algunos twitteros.

 

'La principal amenaza para los periódicos son los propios periódicos' comenzaba el director de The New York Tes que mostró su preocupación el creciente cierre de publicaciones. Con respecto al modelo en la red (el eterno debate pago sí o pago no) afirmó 'no creo que haya un café para todos'.

 

El director de The Guardian se mostró tajante 'El pago no resulta atractivo'. La pérdida de lectores, el escaso dinero que pagan los pocos lectores y la pérdida de anunciantes fueron sus principales argumentos.

 

'Si queremos transformar los periódicos tenemos que conseguir que la gente pague los contenidos' decía la directora de Le Monde. El diario francés cuenta con un modelo mixto en la red, aunque Kauffman reconoce que no pueden resistir la tentación de ofrecer en abierto las grandes historias para que lleguen al mayor número posible de lectores.

 

'Cobramos 4 euros la revista y en el futuro subiremos el precio ¿Por qué tiene que costar nuestra revista menos que un café de Starbucks?' manifestó el director de Dir Spiegel consiguiendo el aplauso de todos los asistentes. 'En la red es difícil dar marcha atrás cuando ofreces tus contenidos gratis, pero no ofrecemos el contenidos de la revista online' explicó.

 

Bill Keller habló sobre el ipad, que ha hecho que los contenidos online sean móviles y atractivos. 'No sé si va a cambiar las reglas del juego y de negocio' reflexionó. 'Es tante que Google y Apple entren en el escenario del futuro modelo' añadió Rusbridger para cerrar la charla.

 

Seguiremos informando...

 

newsletter

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

* indicates required

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto