Martes, 21 Julio 2015 13:18

OPINIÓN: De gatos, palomas, bombas y álgreba

'Las antipatías violentas son siempre sospechosas y revelan una secreta afinidad'. (William Hazlitt)

En verdad, la democracia, que en teoría es todo lo buena que uno quiera creer que es, en la práctica no lo es tanto y posibilita adulteraciones que llenan los escenarios políticos de inutilidades. Pues, con harta frecuencia, el sufragio universal nos cuela, por debajo del babi de nuestra inocencia, la imposición de elementos cuyos principios, los que constituyen el fondo de su personalidad moral, son la ruindad y la imbecilidad misma, lo que les obliga una inteligencia raquítica que, como acróbatas de la majadería que son, les hace dar volatines en la pista central del circo de la insensatez. Al menos eso se puede inducir de la existencia de quien ha hecho su nuevo modus vivendi de la concejalía de Juventud y Protección Animal del Ayuntamiento de Alicante: Marisol Moreno, quien por orden de importancia se define como lesbiana, feminista y animalista y que es capaz de, sobrepasando la frontera de la sinrazón, condensar en un tuit todo su pensamiento ultra para dirigirlo contra la afición taurina: 'Mirar estos hijos de puta… una bomba os tiraba yo a vosotros'.

Habíamos cantado línea con la zafiedad de Zapata y Torres Hurtado, pero continuamos para bingo con Marisol La Roja (tal cual se nombra en twitter) que, como quien no puede apartar ni por un instante la violencia de su mente, en otra barbaridad sin nombre, lanzó un ataque con alevosía y ensañamiento al domiciliar en su cuenta la estupidez de que no daría subvenciones para el asesinato de los toros, se lo gastaría en el asesinato de los políticos. La peripatética iracunda resulta el alter ego del tremebundo y demente personaje La Reina de Corazones obra de la imaginación de Lewis Carroll. '¡Qué le corten la cabeza! ¡Que les corten la cabeza!'.

Debe ser que pensar está prohibido y algunos no nos hemos enterado. Pues, también, únicamente esa limitación justificaría que el alcalde socialista Gabriel Echávarri, haya calificado la suma de incompatibilidades como tuits 'desafortunados' que fueron escritos desde 'la buena fe'. Albert Einstein sostenía que la debilidad en la actitud se convierte irreversiblemente en debilidad de carácter. Sin duda, el alcalde cómplice debe ser una sombra de sí mismo, algo así como los restos de una inteligencia que fue en otro tiempo y que ahora prefiere renunciar a la honestidad antes que comportarse como un hombre consecuente y ubicar responsabilidades fallando contra una edil que potencia la impiedad a nivel de vértigo.

Pero volviendo a la chica de imbecilidad infalible que actúa de buena fe, hay que señalar que es animalista pero de purismo castrado. Pues, según anunció a 'bomba' y platillo, creará un Consejo Animalista que pretende vulnerar la integridad física de gatos y palomas con la esterilización química mediante la utilización de piensos con los que cebará a los micifuces y a cuantas amigas del Espíritu Santo caigan en la trampa. Suponemos que en este caso debe existir una justificación moral válida que a muchos se nos escapa, porque la vulneración de la integridad física de los animales es moralmente insalubre, y, por muy aceptada que esté culturalmente, nunca debe ser disculpada por nadie, cuanto menos practicada por quien se detalla animalista. Así pues, la retorcida se hace la gata muerta con su doble moral exigida por un sueldo de 50.600 euros anuales, cifra que la impide respetar la libertad animal, y la licencia a intervenir, según apetezca a sus necesidades, la vida de seres indefensos, sin importar, ni poco ni mucho, los cambios de carácter y las alteraciones físicas que en ellos se produzcan, y por supuesto sin guardar respeto alguno por la selección natural que se origina en un ecosistema artificial, pero ecosistema al fin y al cabo.

Sé que no debemos culpabilizar en exceso la naturalidad humana que siempre lleva una carga de irreflexión e ignorancia, aparte de que para muchos de nosotros, ni lo bueno ni lo malo en su absoluto existen. Pero en este caso y aun prefiriendo el valor relativo al categórico de sus palabras, comienzo a pensar que sería saludable que si resulta tan lesbiana como animalista dice ser, debería esterilizarse a sí misma por lo que pueda venir, y mientras, dejar de joder y dejar joder en paz a Don Gato y su pandilla.

Y cambiando de tercio, pasamos a banderillas, que serán bocanegras y al quiebro.

Inmaculada Torres, abogada de renombre en su tierra, prepara una querella conjunta de 20 mujeres contra Javier Criado; el recetador de Lexatín preferido por la jet set sevillana, que ha sido acusado de practicar abusos sexuales de forma continuada a sus pacientes. El curador de almas ha encomendado la defensa de su buena praxis a Francisco Baena Bocanegra, considerado por la delincuencia del sur como el 'number one' de los penalistas andaluces. Pues bien, en nombre de su cliente, el abogado ha redactado un comunicado distribuido a los medios en el que asegura que los hechos de los que se le acusa son 'falsos de toda falsedad'.

¡Joder! Vamos a ver letrado iletrado, lo que expresa la frase es que su cliente es un pervertido que durante décadas ha babeado, manoseado y violado a sus clientas. Lo que usted está haciendo con esa doble negación que encierra una afirmación es negar la falsedad. ¡Álgebra booleana!

Visto lo visto, lo único que resulta absolutamente falso de toda falsedad, es la necesidad de un cambio moral y una reforma educativa profunda que mengüe tanto divorcio de la cultura y tanta autolapidación moral.

Antonio de La Española