rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Linkedin Google+ Youtube Facebook Twitter

OPINIÓN: De mujeres y hombres y viceversa

OPINIÓN: De mujeres y hombres y viceversa - 5.0 out of 5 based on 1 vote
antonio de la española De mujeres y hombres y viceversa antonio de la española De mujeres y hombres y viceversa
La espiritualidad necesita ser cósmica, que nos permita vivir con reverencia el misterio de la existencia, con gratitud por el don de la vida y con humildad respecto al lugar que el ser humano ocupa en la naturaleza. (Leonardo Boff)

Mientras la idea de entretenimiento de Paolo Vasile, en un redomado empeño por no cumplir con los estándares éticos suscritos, acumula expedientes y denuncias -la última (tal vez es la penúltima) ha sido presentada ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia por la Asociación de Consumidores de Medios Audiovisuales de Cataluña, por la calificación inadecuada por edades y el contenido del programa MYHYV que vulnera el horario del menor- el director general continúa llamándose a andana de sus obligaciones, mientras hace frente a multas que por cuantía compensan al beneficio de sus infracciones. Pero el runrún que era murmullo comienza a ser un clamor; su televisión es antagonista del buen gusto, la educación y, por encima de todo, es enemiga declarada del enaltecimiento y la espiritualidad.

Al tano desterrado lo mismo le da exhibir y denigrar animales mutilados en Vaya Fauna que jóvenes igualmente lisiados en su carácter y en su espíritu en MYHYV. Es decir, una vez caídos en brazos de la sinrazón; qué más da entronizar cermeños y analfabetas, y convertir España en una fábrica de nínfulas difundiendo unos contenidos malsanos y extravagantes que perjudican el desarrollo mental y moral de nuestra infancia, y que, apuesten lo que quieran, los directivos de Mediaset no permiten ver a sus hijos en edad infantil. El negocio se basa en emitir mentiras y comportamientos impúdicos, o lo que es igual, en propagar todo aquello que es inútil y perjudicial a la sociedad y al individuo que embrutecen. Y eso en el caso de MYHYV, sólo es posible desde la colaboración necesaria de su tendenciosa presentadora Emma García, cuya trayectoria la señala como diestra en sacar lo más soez de los personajes de un plató, y en la concepción de masa que por fuerza 'il consigliere' debe tener de una sociedad a la que, con olímpico desprecio, maltrata con un 'programa' que contamina y denigra al energúmeno que participa de forma activa, de igual forma que al desavisado ignorante que, inerme, conformista y pasivo, recibe la agresión de un espectáculo morboso que le retrotrae incluso hasta la imbecilidad de identificarse emocionalmente con los participantes.

Alguno se preguntará cómo un prototipo de beato, de misa diaria, es capaz de ejercer tanta soberbia como para pasarse la protección a la infancia por el forro. Bien, al margen de la pasividad o complacencia política, conviene aclarar que si la verdadera espiritualidad no habita en los sermones ni en la superstición heredada, mucho menos lo hace en la vanidad de alguien que lava en el confesionario sus iniquidades. La espiritualidad es algo que vive en nuestro interior porque básicamente todos los seres somos espíritu, por mucho que el director general de la cadena del váter, la presentadora y los baratos concursantes de ese puterío (mujeres y hombres objeto humillados, parásitos decadentes) no alcancen a adivinar.

A decir verdad, la espiritualidad es todo aquello que Tele5 ignora, pues básicamente consiste en permanecer despierto, sin tener que estar a expensas de suceso alguno permaneciendo enganchado a uno mismo. Es mantenerse sordo a la llamada que la versión oficial difunde, tomando distancia y cuestionando cualquier adoctrinamiento, para buscar la consecución de una vida llena de significado que nos permita ser invencibles a la agresión de un mundo cada día más asfixiante de pura superficialidad materialista.
Pero hay mujeres y hombres y viceversa que por haber despertado sus conciencias, sorprendentemente, tienen otra visión de lo terrenal y de lo espiritual. Por eso viven y actúan en perfecta armonía con su pensamiento, algo que representa todo lo digno de elogio que cabe valorar en una persona, y encierra la única forma de ser y vivir compatible con la realización de la existencia. Así, desde la iniciativa y la perseverancia de Ángel Luis Fernández en colaboración con Fundación 1A1, con una buena dosis de esfuerzo y entrega totalmente altruistas han sido capaces de presentarnos una alternativa digna de ser promocionada. Todo un acontecimiento que nace del sentimiento de su generosidad que en una invitación a la inteligencia se desprende de la I Conferencia Mundial de la Paz y de la Luz.

Se trata en síntesis de una ocasión única de disfrutar de un quehacer que, de principio a fin, está amparado en el conjunto de una información copiosa, en la transmisión de conocimientos y de experiencias de primera mano por parte de figuras internacionales del máximo relieve en la materia, algunos de ellos a los que tengo el privilegio de conocer y a quienes tengo en mi más alta opinión. Se atiende a expandir un sentimiento de liberalidad hacia la vida y una forma positiva y optimista de aportar soluciones que nos enseñen a ver de otra forma este mundo que aparenta rodar hacia el cataclismo. Los próximos 23, 24 y 25 de agosto en el Barceló Bávaro Convention Center de República Dominicana, los pasaré en la superioridad del mar y la playa, con algún Dry Martini y disfrutando de un sinfín de coloquios y actividades que me ayuden a hacer las paces conmigo mismo y a ser mejor persona. ¡Falta me hace!

¡Un abrazo cósmico!

Para quienes estéis interesados en ampliar la información: www.paxluxmundi.com

Antonio de La Española
Modificado por última vez: Viernes, 24 Julio 2015 13:39
newsletter

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

* indicates required

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto