rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Instagram Linkedin Youtube Facebook Twitter

Netflix: ¿por qué decir presión cuándo estamos hablando de chantaje?

Netflix: ¿por qué decir presión cuándo estamos hablando de chantaje? - 3.7 out of 5 based on 3 votes
netflix netflix

Netflix, la última sensación americana en el mercado de los contenidos, está difundiendo estos días “su” ranking de calidad de descarga de los distintos operadores, se supone que por política de transparencia, pero en realidad es para demostrar que hay uno que es peor que los demás. Y a ese uno, claro, meterle presión.

Es un ranking propio, sin ningún tipo de supervisión de ningún organismo independiente que pueda certificar la veracidad de las mediciones. Pero suficiente para salir en los medios, que les hacen de altavoz una y otra vez. El operador que peor parado saldrá será, con toda probabilidad, Movistar. ¿Por qué? Porque Netflix no ha querido montar una interconexión directa con ellos y les está enviando el contenido desde servidores en EE.UU.

La medición le da al servicio prestado por Movistar una calidad de 2 Mgbs, que la propia Netflix considera, por cierto, suficiente para un televisor estándar. Sin embargo, dentro de Telefónica se manejan medidas más cercanas, en fibra, al rango entre 8 y 11 Mgbs.

¿Cuál es, entonces, el propósito de Netflix de publicar dicho ranking? Muy sencillo, presionar para que Movistar le deje “gratis total” su red para distribuir sus contenidos. Esa ha sido siempre su estrategia. En Estados Unidos lo intentó pero no pudo con algunos, como es el caso de Comcast o ATT, a los que paga por el uso de su red, como no puede ser de otra manera. Son compañías de red, y ese es su bussines.

En España lo está intentando con Telefónica, porque se consideran “tan grandes y relevantes” que creen que la operadora tendrá que ceder y dejarles gratis la red, cuyo mantenimiento requiere, por otro lado, inversiones millonarias. La operadora española, que paga sus impuestos en España, que genera miles de puestos de trabajo y que está sometida a una durísima y estricta regulación se mantiene firme y defiende que usar su red tiene un coste que hay que pagar. Lo mismo que hacen otros grandes proveedores de contenidos con quienes aquí, y en Estados Unidos, se cierran acuerdo comerciales.

Netflix, que envía sus contenidos desde servidores en Estados Unidos pudiendo hacerlo desde España, incluso sin un acuerdo de distribución directa con Telefónica si no le apetece, ha optado por la confrontación para imponer su estrategia de negocio antes que dar un buen servicio a los clientes, a los que respeta bien poco. Si le importaran, no estaríamos gastando tanta literatura.

ondasaludable ondaarcoiris ondamujer ondacro la sombra producciones prnoticias.com

Modificado por última vez: Miércoles, 16 Diciembre 2015 13:06
newsletter

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

* indicates required

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto