rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Instagram Linkedin Youtube Facebook Twitter

FUNNYDENT

FUNNYDENT - 5.0 out of 5 based on 1 vote
la-opinion-de-pedro-aparicio-funnydental la-opinion-de-pedro-aparicio-funnydental

Hace unos días que saltaba un nuevo escándalo en el mundo de los dentistas, la empresa Funnydent cerraba sus puertas dejando a pacientes y trabajadores (entre ellos dentistas) en la calle. El problema es que estas noticias en un sector ‘peleado’ dan más fuelle a los que menos razón tienen.

El pasado año, Óscar Castro Reyno tomaba posesión de la presidencia del Consejo General de Dentistas de España (CGE). En su portfolio un montón de proyectos y otro montón, más grande, de problemas. Los proyectos pasaban por la supervisión de una conocida agencia internacional, que en España tiene escasos aciertos, por lo que decliné. Su hasta entonces dircom dejaba todo que desear, pero ‘lo arreglamos’ (palabras de Castro), sería el menor de los problemas, como le ha ocurrido a Rajoy, ‘la Comunicación no cuenta’, ya tengo yo a Carmen para que me defienda’... ¡Patada y a la calle! La Comunicación es el principio general de los Nuevos Tiempos. Hay que decir la verdad, sea la que sea y le duela a quien le duela.

Hace unos años, tantos como seis, comencé un tratamiento para mis dolidos dientes. La primera en atenderme fue una franquicia, Suavilaser, en la que una doctora peruana me extrajo cuatro muelas (por si acaso). Mi querido Bartolomé Beltrán al verme saltar de dolor me mandó a unas conocidas doctoras, dentistas, hermanas... Me trataron mejor que al marqués de Villaverde en sus tiempos, y me dejaron la boca como la tenía, pero con catorce endodoncias, realizadas por el Doctor Flores, Sagasta 1 de Madrid, el mejor, sin duda. Como veía que mi enfermedad periodontal, producida por mi diabetes, no paraba, intenté buscar una solución un poco más rápida, llevaba casi tres años de padecimiento, y ya lo había probado casi todo. En aquellos días me comentó mi querido hermano Carlos, que le estaba haciendo una limpieza su dentista del paseo de las Delicias de Madrid. Rafael Rebollar, todo un profesional, se sentó a mi lado me pidió que abriese la boca, y se echó las manos a la cabeza... ¡Estás muy mal! Me explicó con todo tipo de medios (técnicos, humanos) qué era lo que me ocurría y cuáles eran las soluciones. Le pedí que me durmiese y me quitase todas las piezas porque ya no podía más. Ayer me extrajeron ocho piezas y cada vez me queda menos. Mi sonrisa me ayuda a sobrellevarlo, pero es doloroso, costoso, y muy extraño... Los dentistas dicen: ‘Hay que conservar todas las piezas’... ¿Pero si fracasan? Cuento toda esta historia para que se entienda que llevo subido en la silla de un dentista los últimos seis años...

Y, hay un montón de gentes maravillosas que necesitaban arreglar sus problemas dentales y se lo encargaron a un ‘empresario’ con ganas de ser nuevo rico, que les hace firmar créditos, que les anima a llevar a sus amigos, que cuenta a la cámara que van como un tiro, que le da igual la sanidad, la salubridad... Un ladrillero metido a dentista... Yo esperaba una contestación más rotunda, pero he visto a Óscar Castro no está por ello, y me da la impresión de que le hace falta un curso intensivo de formación de portavoces, vocalización, hablar en público, técnicas de expresión corporal... Vamos, todo lo que le sobra al ‘capo’ de Funnydent.

Pero, el problema de Óscar Castro Reyno no es su imagen anticuada y su falta de capacidad de comunicar, el problema es qué va a ocurrir con la locura instalada en el mundo de los dentistas. Desde franquicias que no lo son, hasta otras que sí, desde el trastero de una peluquería, al laboratorio de un mecánico dental... En todos sitios se realizan actos médicos con poco o nulo control... Pero claro, en lo que nunca cae el CGD, ni su presidente, es en que en las franquicias y negocios que ellos detestan y contra los que luchan, generan más empleo (dirán precario, pero es empleo) que sus clínicas, en las que les ayudan familiares que nunca serán dados de alta, ni de baja, ¡como los chinos del todo a cien!...

Como en España todo está regulado, podrían poner atención las autoridades sanitarias para que éste tipo de acciones no se vuelvan a producir.

A nadie se le ha ocurrido en el Ministerio de Sanidad poner una fianza de 10 millones de euros a los iluminados que abren franquicias como churros y luego salen corriendo. ¿Qué pasa con los pacientes? ¿Qué ocurre con la confianza al que nos mete la mano en la boca y en el bolso? ¿Qué garantía nos da el CGD, de que las franquicias son peor que las consultas privadas? ¿Qué ocurre con los que se incorporan de otras facultades no españolas? ¿Convalidaciones? No pueden informar, en lugar de medrar y contar a la ciudadanía qué es lo mejor y cómo defenderse antes de que nos ataquen. Saber cuáles son las garantías... ¡Así no podemos creer en nada!

Invito, desde este espacio de libertad, al Presidente de los dentistas españoles para que nos cuente en un Cara a Cara qué pasa con nuestros dientes y con los que se llevan la pasta, hasta la bucal (SARRADINOS)... No nos podemos acostumbrar a que nos engañen y salir a la calle a protestar y pasar frío, esperando a que pase el Blesa de turno para pedirle que nos devuelva nuestro dinero...

En España nada cambia. Los de Podemos ya asaltan los ministerios, mientras Sánchez reza y Rajoy se frota las uñas de los pies contra el duro asfalto... ¡MIS DIENTES!

A volar con IBERIA...

pedro aparicio pérez

ondasaludable ondaarcoiris ondamujer ondacro la sombra producciones prnoticias.com

Modificado por última vez: Lunes, 08 Febrero 2016 13:16
Más en esta categoría: « SIN RUMBO UNA IDEA FRIKI: 212 »
newsletter

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

* indicates required

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto