rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Instagram Linkedin Youtube Facebook Twitter

Llegan los Premios Ondas 2019: repasamos los mejores momentos históricos de la gala

Destacado Llegan los Premios Ondas 2019: repasamos los mejores momentos históricos de la gala David Broncano, Quequé e Ignatius Farray recogiendo el Premio Ondas otorgado a 'La vida moderna' Llegan los Premios Ondas 2019: repasamos los mejores momentos históricos de la gala

Este jueves, las personalidades más destacadas de la radio, la música y la televisión se congregan en el Gran Teatre del Liceu con motivo de la 66ª edición de los Premios Ondas. En esta ocasión, el jurado ha premiado a profesionales como Carlos Herrera, Candela Peña, Carlos Alsina, Miguel Ángel Silvestre, Pepa Bueno, Rosalía o David Broncano por la gran labor profesional que han realizado durante el último año.

Juan Carlos Ortega será el encargado de comandar la ceremonia, que contará con entregadores de la talla de Rosa María Mateo, Iñaki Gabilondo, María Teresa Campos o Tony Aguilar y con las actuaciones musicales de Vanesa Martín y Ainhoa Arteta. Para ir calentando motores, vamos a repasar algunos de los momentos más destacados que han tenido lugar durante la gala de los Premios Ondas en los últimos años.

Évole se ríe de la rivalidad de Mediapro y laSexta ante Cebrián

Jordi Évole cerrará su etapa al frente de Salvados recibiendo un Premio Ondas, el cuarto de su carrera, por sus entrevistas a Nicolás Maduro y el Papa Francisco. El discurso del comunicador es uno de los más esperados de la noche, ya que sus intervenciones siempre son sorprendentes y reivindicativas, tal y como sucedió en 2008. En aquella ocasión, el periodista subió al escenario para recibir un galardón por Salvados por la campaña, la génesis de lo que hoy es uno de los programas más importantes del panorama televisivo.

El presentador centró sus palabras de agradecimiento en intentar destensar las relaciones entre Prisa y Mediapro, cuya guerra estaba en su punto álgido en ese momento. “Qué bonito, nunca había visto a tantos jefes de Prisa aplaudiendo un programa de laSexta”, comenzó Évole, que se puso un casco azul “para poner paz” entre ambos grupos. “Declaramos la siguiente hoja de ruta para que se llegue a la paz definitiva: punto 1, que Jaume Roures, presente aquí en la sala… ¿No? ¿No ha venido? Debe estar pagando la Formula 1. Es igual, proponemos que Jaume Roures le venda a Cuatro los derechos de la mitad del campo del próximo partido de laSexta para que los espectadores lo sigan a través de dos monitores”, prosiguió.

“Punto número 2, que Juan Luis Cebrián presente un día El intermedio y que Wyoming se convierta en consejero delegado de Prisa. Creemos que la diferencia no se va a notar… porque Cebrián es muy gracioso. Punto número 3, que Callejeros se desplace un día hasta el polígono donde está laSexta para hacer uno de sus reportajes, que seguro que encuentran a algún yonki”, concluyó, entre un estallido de risas procedente de la patio de butacas.

El regreso de Évole (suegra incluida)

Tres años después, el comunicador acudió acompañado de su suegra, que llevó un tupper de croquetas: “Está aquí porque ella es muy, muy fan… de Ana Rosa Quintana”. Tras un par de bromas sobre Artur Mas y Josep Antoni Durán i Lleida (“me acabó de cerrar las puertas de TV3 pero tal y como la van a dejar…”, ironizó), Évole se puso serio y realizó un discurso en el que recalcó la labor de los periodistas televisivos.

“En nuestro programa reivindicamos cosas y yo hoy voy a aprovechar para reivindicar porque aquí hay políticos y directivos de cadenas. Reivindico la necesidad de seguir haciendo periodismo en televisión sin tener que estar en ninguna trinchera, más que nada porque en las trincheras hay que agacharse y eso no me gusta; reivindico que los que hacemos tele somos más que el dato de audiencia del día siguiente, de ese numerito que condiciona nuestro futuro y nuestro estado de ánimo; y reivindico que la tele, aunque no lo parezca, está mucho mejor de lo que pensamos y solo si nosotros la defendemos, conseguiremos que sea un medio tan o más válido para hacer lo que más nos gusta: comunicar”, aseveró.

Juan Carlos Ortega parte su premio y lanza un dardo a sus jefes

En 2016, Radio Barcelona destacó la trayectoria de Juan Carlos Ortega, presentador de los Premios Ondas 2019, y el locutor hizo de las suyas. Xavier Sardá, exjefe y amigo personal del comunicador, le hizo entrega del trofeo, el cual decidió partir en varios trozos para dedicárselo a algunas de las personas que han marcado su carrera profesional.

“Una parte de este premio es para los oyentes, concretamente la cabeza”, indicó mientras le arrancaba dicha parte al caballo alado que hace las veces de trofeo. “La cola es para mi familia; a mi hijo Ulises le voy a dar las alas; a esos directores que trabajan en la radio pero no escuchan los programas, que los hay, les doy el culo”, añadió con gran sarcasmo para acabar acordándose de Xavier Sardá, Gemma Nierga, Pepa Fernández y Julia Otero, los jefes que más le habían aportado en su trayectoria.

El discurso alternativo de La vida moderna

David Broncano subirá este jueves al escenario para recoger un galardón por La resistencia pero el cómico ya intervino en la gala del año pasado para celebrar el premio otorgado a La vida moderna. Acompañado de Ignatius, Quequé y el resto del equipo, el humorista realizó un pequeño discurso de agradecimiento: “No vamos a dar nada de turra ni a reivindicar la comedia porque creemos que la mejor forma de hacerlo es hacer mil chistes cada día con todo lo que surja por delante”.

Pero el trío cómico tenía una sorpresa preparada: Ignatius y Quequé realizaron su propio discurso en el que el canario profería algunas de las frases más recordadas del programa mientras que el salmantino realizaba una traducción libre de las mismas. “Indi di biningi (bona nit a tothom). Comedy is like a big black dick (la comedia nos salvó la vida). All right (ya era hora)”, comentaron ambos cómicos, que terminaron su intervención con un grito sordo y un “viva el Rey”.

Jorge Javier Vázquez y la polémica con Francino

Cerramos este repaso con uno de los momentos más incómodos de la historia de los Premios Ondas, que tuvo lugar hace justo una década. En 2009, el jurado galardonó a Jorge Javier Vázquez por su labor al frente de Sálvame, una controvertida decisión que dividió al sector. La polémica alcanzó un nuevo nivel cuando Carles Francino, conductor de aquella edición, se negó a entregarle el trofeo, lo que llevó a la organización a idear una presentación alternativa.

“Yo entiendo perfectamente que él no esté de acuerdo con mi premio, pero no entiendo que él, que pertenece a una empresa como el grupo Prisa, que es la abanderada en este país de la pluralidad, la tolerancia e incluso la democracia, se negara a entregar un premio a una persona como yo, cuando la decisión del jurado fue unánime. La decisión de Francino es una falta de coherencia y me parece una persona muy cobarde, porque yo creo que si tú no quieres dar este premio lo mínimo que puedes hacer es decirlo. Sé valiente y dilo. No seas cobarde y no desaparezcas por la puerta de atrás. Si tú no quieres dar el premio a una persona, no se lo des a ninguna. Es una actitud pueril. Si tú vas a presentar una gala no puedes decir a éste sí se lo doy y a éste no”, apuntó Vázquez días después.

Seguiremos Informando…

Modificado por última vez: Jueves, 14 Noviembre 2019 13:35

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto