Viernes, 04 Septiembre 2015 14:45

Los anunciantes todavía no están muy convencidos con el branded content. Destacado

Escrito por

Nadie dijo que desarrollar un proyecto de branded content fuera fácil, de hecho es un camino complicado, son muchos los interlocutores que intervienen en el proceso y hay que sortear muchos obstáculos. Aunque ha quedado demostrado que el branded content es una estrategia de marketing de contenidos eficaz, que crea notoriedad y engagement con el usuario, todavía hay muchos directores de marketing que son reticentes a utilizar esta fórmula. Uno de los primeros inconvenientes que se encuentran es la falta de inmediatez en los resultados y más dentro del mundo digital. El branded content es una estrategia que va dando resultados a medio/largo plazo, requiere invertir tiempo y dinero y hay que tener paciencia a la hora de empezar a ver esos resultados. Sin embargo, por el modelo que llevamos utilizando tradicionalmente, los directores de marketing están acostumbrados a llevar campañas a cabo que suponen un tiempo limitado y corto, reportando resultados a la empresa en un corto periodo y justificando así sus gestiones, y en caso de no conseguir objetivos pueden evaluar los fallos y poner de nuevo una nueva campaña para recuperar el tiempo y el dinero perdido.

A la hora de abordar un proyecto de branded content todo lo que os acabo de contar cambia, el plan de acción necesita de mayor tiempo, todos los objetivos nunca se consiguen a corto plazo, de hechos los resultados finales son las sumas de resultados menores acumulativos que nos van acercando al objetivo propuesto. Además y aunque el objetivo final de cualquier acción de marketing de un anunciante sea el aumento de las ventas, en el caso del branded content hay muchos objetivos intermedios como la creación de comunidades alrededor de este contenido, interacciones, el posicionamiento logrado en un determinado territorio y una serie de parámetros que al final duran más en el tiempo que una campaña de impactos a golpe de GRP.

Porque el branded content tiene muchos beneficios, por ejemplo a través de él puedes conquistar un territorio y colonizarlo, crear una comunidad que esté realmente interesada en lo que les cuentas en vez de lanzar mensajes a diestro y siniestro contra grandes masas de audiencia que en muchos casos o se muestran indiferentes con lo que les ofreces o incluso les produce rechazo.

Para resumiros deciros que el branded content puede posicionar muy bien a una marca dentro de un determinado territorio, puede crear comunidades donde nuestros consumidores se conviertan en usuarios de la marca y en nuestros mejores embajadores, podemos conseguir diálogo con ellos en las dos direcciones y así lograr una mayor notoriedad pero todo esto lleva su tiempo.

Seguiremos informando...