Martes, 03 Noviembre 2015 12:25

Indignación en la plantilla de COPE con el fichaje de David Gistau Destacado

La plantilla de COPE vuelve a estar indignada por lo que consideran una política de fichajes galácticos descontrolada. En verano ya vieron cómo se incorporó a Carlos Herrera y a Julio Maldonado ‘Maldini’ a los Deportes, dos incorporaciones con un elevado coste que se produce en plenos recortes laborales y un ERE temporal que todavía colea en la emisora. En ese momento, la dirección se comprometió con la plantilla a que no realizaran nuevos desembolsos, pero no han cumplido.

El fichaje de David Gistau le puede salir muy caro a la COPE y no tanto por su elevado coste, que lo es, sino que por la conflictividad laboral que pueda generar. COPE no se mide y están dispuesta a fichar lo que sea y a cualquier precio para mejorar sus audiencias en el EGM. En la redacción se considera que el fichaje de Gistau era absolutamente innecesario ya que el equipo de Carlos Herrera ya estaba cerrado y porque en Deportes no tiene nada que hacer debido a la extensa nómina de colaboradores que ya existe en esta sección.

En la redacción también son conscientes de que la llegada de Gistau se ha producido previo pago de una cantidad con varios ceros, un dinero que COPE no tiene en estos momentos y que se desembolsa en nuevos fichajes galácticos a pesar de que están en un ERE en el que se han recortado los salarios a cambio de reducir las horas de trabajo. Tampoco los redactores olvidan que hace menos de un año se despidieron a una decena de trabajadores en la redacción de Madrid simplemente porque le salían muy ‘caros’ a la cadena.

Gistau ha dejado sorpresivamente Onda Cero, su casa hasta hace pocos días y después de confirmar con la emisora de Atresmedia su continuidad este verano a pesar de los ofrecimientos de la propia COPE. Pero ha cedido y por sorpresa y luego de una importante oferta económica, ha decidido marcharse después de colaborar en el nacimiento de ‘Más de uno’ precisamente el programa sucesor de ‘Herrera en la Onda’. No ha trascendido de momento cuánto podría estar cobrando en COPE, pero desde luego mucho más que los redactores que han visto recortados sus salarios.

Y suma y sigue. Los empleados de la emisora se sienten traicionados porque la cadena sigue apostando todas sus fichas a galácticos –desde hace cinco años- y todavía no han registrado ningún avance significativo en el EGM. Las informaciones llegadas hasta prnoticias indican que en este EGM de diciembre tampoco mejorarían los datos a pesar de la fuerte inversión. Y la preocupación ya comienza a llegar a los despachos de la calle Alfonso XI.

Seguiremos Informando…