Martes, 10 Febrero 2015 08:28

Los despidos no pararán en Cadena SER: históricos, ‘freelancers’ y becarios, nadie está a salvo

Escrito por redacción prnoticias

El mundo de la Radio quedaba estupefacto la tarde de ayer cuando se conocía el despido de siete de los históricos de la Cadena SER. Estas salidas se suman a una decena de profesionales que han venido abandonando la emisora en las últimas semanas –entre ellos el subdirector de Informativos Ernesto Estévez- y que son el comienzo de más despidos. En la emisora ya hablan de ERE encubierto en una nueva política de recortes de coste de personal en el que están incluidos los mayores salarios y ajustes para los que quedarán. La situación es de desconcierto total.

 

 

La situación en Cadena SER en estos momentos es de angustia. Angustia por los compañeros que ayer fueron despedidos –Ana Guantes, Ana Borderas, María José Alejas, Paloma Delgado, Pilar Vicente, Eduardo Martín y Esther Redondo- y que formaban parte de la historia viva de la emisora y de la excelencia informativa que cultivaron en épocas pasadas. Y angustia por lo que va a pasar ahora. La emisora ha abierto la veda y ahora no pararán hasta cumplir sus objetivos de recortes de costes laborales.

 

En prnoticias ya lo veníamos avisando desde semanas. La salida masiva de becarios vitalicios fue sólo el punto de partida de una profunda reestructuración que ya está en marcha y que incluye una fuerte bajada en los salarios de toda la plantilla, nuevos despidos que ya se acercan a la veintena desde que comenzara el curso y una remodelación en el sistema de trabajo en el que deberían desaparecer los freelancers, pero también los empleados que tienen más experiencia y que son además los que más cobran.

 

Esta política de recortes -que no ha hecho más que empezar- ha generado una profunda fractura en la redacción y la plantilla con sus directivos que intentan ajustar los costes de cara a unas malas previsiones de ingresos durante 2015. La redacción ha hecho ver a la cadena que siguen con beneficios operativos, pero el fuerte bajón de los ingresos en Latinoamérica, sumado a la incierta recuperación del mercado en España hace temer lo peor para la Cadena SER.

 

Los recortes seguirán, el problema es que nadie sabe cuál será el próximo paso. Lo que sí sabemos es que nadie está a salvo: ni becarios, ni freelancers, ni históricos. Y los que llegue para sustituir a los despedidos lo harán con peores condiciones laborales y con salarios sensiblemente inferiores, equiparados a las fuertes bajadas salariales que se producirán para los que se queden.

 

Seguiremos informando...