Miércoles, 29 Abril 2015 08:15

El empeño de Cebrián por la TDT pone ‘en jaque’ a la Cadena SER Destacado

La televisión. La caja tonta. Ese medio tan ‘goloso’ para los empresarios que genera ingresos millonarios a largo plazo, pero astronómicos gastos e infraestructuras para su desarrollo. Juan Luis Cebrián sorprendió a propios y extraños la pasada semana durante la Junta de Accionistas de Prisa al anunciar su firme intención de optar a una de las seis licencias de TDT que el Gobierno acaba de sacar a concurso. ¿La excusa de fondo para tal decisión? Impedir el ‘duopolio actual’.

Las palabras del Presidente Ejecutivo de Prisa sentaron como un jarro de agua fría especialmente en el seno de uno de sus principales negocios: Prisa Radio. La intención de Cebrián de volver al mundo televisivo tras ‘quebrar’ Cuatro y Digital Plus es para la mayoría una locura que de cumplirse pondría en ‘jaque’ a las emisoras de Prisa encabezadas por la Cadena SER en España.

La plantilla de la SER nunca ha visto con buenos ojos la aventura que inició Prisa en la televisión en abierto con el lanzamiento de Cuatro en 2005. Un negocio ruinoso para el Grupo y que muchos de los trabajadores de la emisora consideran uno de sus principales lastres. La televisión se llevó todo el dinero y las deudas de Prisa siguieron aumentando y rompiendo techos en los ejercicios posteriores. Esta situación unida a la posterior irrupción de la crisis ha tenido grandes consecuencias para las plantillas de las emisoras de Prisa Radio, porque han sido ellos los que han sufrido en los últimos años múltiples recortes salariales, un ERE o el pasado febrero el despido de un puñado de profesionales históricos.

El idilio de Prisa y Cuatro terminó en 2011 con la fusión con Telecinco, algo que supuso un pequeño respiro para los trabajadores de las emisoras, pero cuyas consecuencias han tenido un largo recorrido en el tiempo. Mismo camino que ha seguido su plataforma de televisión de pago, Digital Plus, que la semana pasada finalmente era adquirida por Telefónica tras aprobar Competencia la operación.

Es por ello que muchos pensaban ya que Prisa dejaría por fin a un lado el sueño televisivo para centrarse en el resto de sus principales negocios: Prisa Radio y la enseñanza (Santillana). Tras vivir un inicio de año convulso y numerosas movilizaciones por el despido de esos profesionales históricos de los que hablábamos, todo indicaba que la tranquilidad había llegado parcialmente a la Cadena SER. Sin embargo, Cebrián ha vuelto a romper con su anuncio de optar a la TDT esa frágil estabilidad conseguida también por el nuevo director, Vicente Jiménez. Y otra vez ha sido el sueño de la televisión la causa de ello.

Seguiremos Informando…