rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Linkedin Google+ Youtube Facebook Twitter

Comunicación 2.0: ¿Cómo deben adaptarse las agencias al periodista sanitario 2.0? (II)

Destacado Batería descargada Batería descargada

Gracias a Twitter, los periodistas especializados en salud pueden ofrecer información de primera mano y en tiempo real de todo lo que está aconteciendo en la rueda de prensa a la que han sido convocados. Pendientes de volver a sus redacciones para procesar toda la información y redactar un brillante artículo, a través de sus perfiles van satisfaciendo la sed de información de sus seguidores con píldoras de 140 caracteres en las que contemplan desde titulares o percepciones a elementos propios de la intrahistoria.

Esto es un tesoro en bruto para las agencias de Comunicación. Sin embargo, muy pocas se han percatado de ello y menos aún lo han sabido explotar. Desde prsalud queremos echarle una mano esas agencias de comunicación especializadas en salud. En una segunda entrega de ‘Comunicación 2.0: ¿Cómo deben adaptarse las agencias al periodista sanitario 2.0’, les proponemos una serie de consideraciones para que adapten sus esfuerzos al ePeriodista.

5. Comprobar la ubicación de los enchufes. Con las prisas de llegar a las ruedas de prensa en tiempo récord y con la mente puesta en no olvidar bolígrafos, cuaderno, cámara de foto y cargador para la batería del teléfono, rara es la vez que el periodista es previsor y sale a la calle con la batería de su Smartphone al 100%. Agradecerá enormemente tener enchufes cerca.

6. Evitar colocar a los ponentes a contraluz. Pocos periodistas sanitarios pueden presumir de tener virtudes para la fotografía; sin embargo, con una buena cámara, se pueden conseguir auténticos milagros. Los periodistas son conscientes de ello, pero a la hora de cargar con todos sus bártulos, suelen tener prioridades. La cámara de fotos no suele ser una de ellas. ¿Para qué, si el móvil tiene cámara? Craso error. A menudo pecan de tomar instantáneas con poca calidad, movidas, sin iluminación o justo cuando el ponente ha hecho una desafortunada mueca. Si encima cometemos el error de poner a los emisores de espaldas a una cristalera, el desastre está garantizado.

7. Tener perfiles de la agencia en redes sociales. A través de Twitter, los periodistas están empezando a hacer públicas sus percepciones personales sobre el entorno en el que se celebra una rueda de prensa. Salones con poca iluminación, hoteles cerca de Mordor o simplemente una madalena más dura de la cuenta acaparan parte del protagonismo del evento. La mejor estrategia para saber lo que se está diciendo de nosotros y apagar el fuego antes de que se extienda (o antes de que el cliente huela el humo) es tener presencia en esta popular red… Que no ocurra aquello de ‘En casa del herrero, cuchillo de palo’.

8. Dejar de repartir la misma documentación a medios especializados y a medios generalistas. Recientes crisis sanitarias han puesto en evidencia la necesidad de facilitar información elemental sobre virus, enfermedades o cargos a periodistas que carecen de formación sanitaria o que no están familiarizados con la terminología médica. Así, no se corre el riesgo de meter en el mismo saco a enfermeras y auxiliares de enfermería, por ejemplo. Para las agencias de Comunicación supone un esfuerzo extra añadir un dossier con información básica y avalada por la comunidad científica a la documentación habitual que entrega en las ruedas de prensa; sin embargo, ahorrarían disgustos al lector.

Seguiremos informando…

Modificado por última vez: Lunes, 28 Diciembre 2015 18:32
Mar Muñoz

Quien la conozca un poco sabrá que no hay nada de lo que hable con más pasión que de su Almendralejo natal, pero también le entusiasma la eSalud y la comunicación. Si alguna vez la echas de menos, estará en algún oasis digital.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto