rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Instagram Linkedin Youtube Facebook Twitter

Los científicos acusan a la Policía de difundir en Twitter bulos conspiratorios

redes sociales Comparte en Twiter Comparte en Facebook Comparte en Google+ Comparte en Whatsapp Comparte en Men&aecute;ame Sigue nuestro feed
Destacado policia nacional ciencia policia nacional ciencia

Si por algo se ha distinguido durante años la cuenta de Twitter de la Policía Nacional es por su constante bombardeo de tuits en los que pide responsabilidad ciudadana para erradicar la difusión de bulos. ‘Si no quieres que te bloqueen y te dejen de hablar tus contactos, deja de enviar bulos alarmistas sin contrastar por redes sociales’, advertían en uno de sus tuits a sus cerca de dos millones de seguidores. Sin embargo, parece que la nueva community manager de la policía ha sido poco cuidadosa con su último tuit.

La inspectora Carolina González, elegida el pasado mes de septiembre para continuar con el legado de Carlos Fernández Guerra, lanzaba un tuit que ha puesto en pie de guerra tanto a científicos como a aquellas personas que conocen los principios fundamentales de la física. Ha difundido el mismo bulo que comprometió Pablo Iglesias a principios de verano. El líder de Podemos registraba ante el Parlamento Europeo una petición para que la Unión Europea reconociera la hipersensibilidad electromagnética.

La evidencia científica demostró entonces la irresponsabilidad del político al coquetear con problemas que no están probados científicamente. Y es que, las investigaciones sobre la ‘contaminación invisible de móviles y wifi’ o ‘hipersensibilidad electromagnética’ y su relación con el insomnio y otras enfermedades han concluido que la radiación de los teléfonos o el wifi no es ionizante. Como puede leerse en un artículo publicado por Ángela Bernardo en Hipertextual, ‘esta supuesta enfermedad sólo existe en la imaginación de aquellos que ignoran principios fundamentales de la física’.

Al contrario de lo que cree la community manager de Policía, no es la radiación electromagnética, sino la luz, la que puede alterar los ritmos circadianos al inferir en la producción de melatonina. Lo lamentable es que, como ella, muchas personas se han dejado influir por el entramado de entidades que explotan el pánico electromagnético para vender sus artilugios capaces de frenar las ondas. Algunos colectivos incluso empezaron a poner en marcha plataformas y programas para evitar la exposición al espectro electromagnético. Está el caso de los padres que crearon la plataforma ‘Escuela Sin Wi-Fi’ para evitar que sus hijos sufrieran todas las enfermedades que los medios de comunicación habían mencionado.

Precisamente estos, los medios de Comunicación, han hecho mucho daño al caer en las redes de quienes buscan satisfacer sus intereses económicos. Ningún estudio ha encontrado relación alguna entre ondas de telefonía y cáncer o entre radiación electromagnética e insomnio, pero son innumerables los recortes de prensa en los que podemos encontrar ejemplos en los que se promueve el pánico electromagnético.

Tras esta grave metedura de pata, en poco menos de 12 horas, ya cuenta con más de 550 retuits y más de 300 favoritos, es normal que sus propios seguidores le hayan dedicado mensajes de repulsa. Algunos, incluso, han utilizado este peligroso bulo infundado para publicar burlas y mensajes irónicos que no tienen ningún desperdicio.

Policia tuits

Seguiremos informando…
Modificado por última vez: Martes, 27 Octubre 2015 11:57

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto