rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Instagram Linkedin Youtube Facebook Twitter

Chiari & Hypermobility Unit obtiene excelentes resultados en la mejora de la calidad de vida y supervivencia de los pacientes

redes sociales Comparte en Twiter Comparte en Facebook Comparte en Google+ Comparte en Whatsapp Comparte en Men&aecute;ame Sigue nuestro feed
chiari hypermobility resultados calidad vida supervivencia pacientes chiari hypermobility resultados calidad vida supervivencia pacientes

La primera y única Unidad dedicada al tratamiento quirúrgico de la hipermovilidad cráneo-cervical a nivel europeo logra grandes resultados en la mejora de la calidad de vida y supervivencia de sus pacientes. La Unidad, denominada Chiari & Hypermobility Unit, se ubica en el centro Médico Teknon de Barcelona. Se encarga del diagnóstico y tratamiento de diferentes enfermedades asociadas con esta hipermovilidad, como la Malformación de Arnold-Chiari.

Uno de sus neurocirujanos es el doctor Nnamdi Elenwoke. De origen nigeriano y formado en diferentes partes del mundo, como Cuba y Estados Unidos, se integró a la Unidad hace poco más de un año. Desde su ingreso, ha mejorado la coordinación multidisciplinar entre los diferentes especialistas, así como el trabajo en equipo. Además, ha aumentado el volumen de las cirugías realizadas.

Esta unidad es fruto de la colaboración de los doctores Bartolomé Oliver, Vicenç Gilete y un numeroso equipo de neurocirujanos y la infraestructura hospitalaria de primer nivel del Centro Médico Teknon, en el que desarrollan su actividad. El equipo de neurocirujanos trata la hipermovilidad cráneo-cervical que sufren sus pacientes. El cráneo se une al cuello (la parte cervical) mediante una serie de articulaciones y ligamentos. Como explica el doctor Elenwoke, “hay algunas enfermedades o algunos pacientes que tienen los ligamentos más laxos y débiles de lo normal. Es lo que produce hipermovilidad. 

Esto sucede aproximadamente al 1% de la población”. Existen diferentes tipos de patologías donde puede manifestarse esta hipermovilidad y que trata la Unidad, como el síndrome de Ehlers-Danlos, artritis reumatoide, el lupus sistémico o las malformaciones de Chiari; en esta última alrededor del 16% de los pacientes presentan la hipermovilidad cráneo-cervical. En esta patología, según explica el neurocirujano, “las amígdalas del cerebelo se hunden a la parte cervical, con compresión del tronco del encéfalo”.

El conjunto de síntomas, lo que tiene o siente el paciente y signos, que es lo que observa el médico, que componen la hiperlaxitud se conocen como “síndrome medular cervical”. Estos síntomas, producto de la compresión o deformación del tronco del encéfalo, pueden ser muy variados. “La mayoría de los pacientes acuden a la clínica con dolor de cabeza o de cuello. También con problemas de la vista, náuseas o vómitos y dificultad para tragar”.

Para la correcta identificación de las enfermedades que causan estos síntomas y signos, la Unidad utiliza diferentes pruebas diagnósticas. Entre ellas, el Upright MRI. Una máquina capaz de realizar resonancias magnéticas verticales del cuello. “Con este sistema, se hace una resonancia al paciente-sentado y con el cuello recto- en posición neutra, de extensión, flexión y de rotación cervical. Así podemos ver signos directos e indirectos de una movilidad anormal cervical”. A su vez, también se realiza una radiografía cervical y una prueba de tracción cervical, que se practica con un ingreso hospitalario de 48 horas.

Una vez finalizado el diagnóstico, el siguiente paso es el tratamiento quirúrgico de fijación occipito-cervical. Como indica el doctor Elenwoke, “la gran mayoría de pacientes mejora de forma espectacular su calidad de vida cuando se fija la cabeza con el cuello”. La Unidad dispone de equipos y sistemas avanzados de neuronavegación y monitorización neurofisiológica intraoperatoria. “Esto mejora la calidad de la cirugía y la precisión de la fijación occipito-cervical. Con la neuronavegación evitamos hacer uso de radiaciones de rayos x o escáner. De forma que reducimos las radiaciones que usamos en los pacientes y sus posibles efectos secundarios”. Se reúnen en el quirófano especialistas de diferentes campos, como neurocirujanos, anestesiólogos o neurofisiólogos. Parte del trabajo del doctor Elenwoke es la coordinación de los distintos expertos. “El trabajo en equipo es muy importante ya que se involucran varias especialidades, tanto la parte administrativa como la médica”.

Realizar este tipo de cirugías no es una tarea fácil. Es complicada y exige una curva de aprendizaje bastante elevada. Pero es necesaria. Si estos pacientes no son operados, sus síntomas y problemas persistirán e incluso pueden causarles la muerte. “Muchos están encamados durante meses y no se levantan. De hacerlo, se activarían sus problemas. La gran mayoría no podían ducharse por sí mismos o tenían dificultad para comer. Con la cirugía, ahora pueden estar de pie, andar, sentarse y mejorar mucho su calidad de vida”.

Seguiremos Informando... 

Modificado por última vez: Martes, 17 Septiembre 2019 13:20
newsletter

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

* indicates required

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto