rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Instagram Linkedin Youtube Facebook Twitter

La Realidad Virtual no es un juego: el médico que quiera utilizarla en sus terapias deberá estar formado

redes sociales Comparte en Twiter Comparte en Facebook Comparte en Google+ Comparte en Whatsapp Comparte en Men&aecute;ame Sigue nuestro feed
Destacado realidad virtual en salud realidad virtual en salud

La realidad virtual es una tecnología que lleva 20 años utilizándose. Aunque su aplicación se centró inicialmente en el terreno del entretenimiento y de los videojuegos, sus atractivas posibilidades ha provocado que su uso se haya extendido a campos como la medicina, la arqueología, la creación artística, el entrenamiento militar o las simulaciones de vuelo. Pero de todas estas disciplinas, después de los videojuegos, en el sector sanitario será donde más beneficio se le pueda sacar a la realidad virtual. Y es que, cada vez existen más estudios clínicos que validan su uso en el ámbito sanitario.

Los expertos coinciden en que existen tres áreas de la Medicina en las que más se está investigando la efectividad de la realidad virtual: el tratamiento de trastornos de ansiedad, la rehabilitación de pacientes con dificultades de movilidad y la formación de cirujanos especializados en Reconstrucción Maxilofacial. Así lo han afirmado los expertos reunidos en la jornada “eHealth y Realidad Virtual”, organizada por la Asociación de Investigadores en eSalud (AIES) y la Unidad de Innovación del IRYCIS en el Instituto Ramón y Cajal de Investigación Sanitaria.

Realidad virtual Dani

La formación del médico en el uso de la realidad virtual para tratar fobias

En lo que respecta al tratamiento de los trastornos de ansiedad, durante los últimos años se ha debatido con especial vehemencia sobre la necesidad de que el paciente se enfrente a una situación real para que el tratamiento sea clínicamente efectivo. Pero Dani Roig, cofundador de psious, es bastante claro al respecto: “No hace falta que el paciente se crea que se encuentra ante una situación real para que la realidad virtual sea clínicamente efectiva”. Este experto se rodeó de un equipo de psicólogos, diseñadores e ingenieros para crear una herramienta que permitiera aplicar la Realidad Virtual para solventar una necesidad que le afectaba de manera muy personal: su fobia a volar.

Desde su dilatada experiencia en el mundo del emprendimiento y, sobre todo, en el de la Realidad Virtual, indica que los factores clave para que el paciente pueda sacar el máximo partido de esta tecnología son dos: la sugestión del paciente y la formación del profesional. “La Realidad Virtual no es un milagro, es una técnica que ponemos a disposición de los psicólogos y psiquiatras para que las terapias sean más efectivas”, aclara Dani Roig. Y detalla que existe evidencia de que “la realidad virtual es una técnica más efectiva que la terapia congnitivo-conductual en el tratamiento de los trastornos mentales”.

 Realidad Virtual Psious

¿Cómo ayuda psious a tratar trastornos de ansiedad?

Dani Roig describe que psious trata los trastornos de ansiedad incidiendo sobre tres componentes: conductual (exposición), fisiológico (relajación) y cognitivo (exposición cognitiva y mindfulness). Por su parte, el control y distracción del dolor se realiza mediante ansiedad anticipatoria, relajación y distracción. Completada la sesión, “el médico obtiene un informe completo del comportamiento del paciente”. Este informe le permite adaptar la siguiente cita a las necesidades del paciente variando los estímulos visuales que recibe. “Por ejemplo, puedes añadir turbulencias o un escenario tormentoso al programa diseñado para tratar las fobias a volar”, indica Dani Roig.

Como él, el técnico en radiología Miguel Ángel de la Cámara, subraya que “la Realidad Virtual puede tener una gran capacidad de sensibilización, pero esta interacción debe estar asociada a una solución clínica”. Así, los profesionales “tienen que estar muy atentos a que los datos generados por el paciente se integren en una plataforma que permita ‘medir’ los resultados (gaps) y, por tanto, la usabilidad con enfoque clínico de la realidad virtual”. Miguel Ángel de la Cámara también insiste en la formación de los profesionales: “El profesional no puede ser un ‘aficionado’ en el uso de la Realidad Virtual. De e formarse para saber analizar la evolución de sus paciente a través del programa tecnológico, pero también para arreglar los desajustes que se produzcan con el paciente durante la experiencia”.

Seguiremos informando…

Modificado por última vez: Miércoles, 21 Septiembre 2016 16:01

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto