rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Linkedin Google+ Youtube Facebook Twitter

Philae despierta tras siete meses hibernando en el cometa 67P

Philae despierta tras siete meses hibernando en el cometa 67P - 5.0 out of 5 based on 1 vote
Destacado Philae despierta de su letargo Philae despierta de su letargo

Nunca habían perdido la esperanza. Los ingenieros de la Agencia Espacial Europea (ESA) tenían claro que, tarde o temprano, el robot Philae iba a despertar del letargo en el que llevaba sumido siete meses sobre la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. En él aterrizó el pasado 12 de noviembre, cuando la sonda Rosetta lo depositó ahí después de diez años viajando a más de 510 millones de kilómetros de la Tierra. Fue un hito porque se consiguió llegar por primera vez a la superficie de un cometa. Aunque un fallo en sus arpones impidió que se quedara anclada a la zona donde iba a poder contar con energía solar para recargar sus baterías. Por el contrario, consiguió aferrarse a un emplazamiento ‘a la sombra’, por lo que sus baterías se apagaron tres días después, el 15 de noviembre. Pero ahora ha conseguido volver a la vida.

Todos y cada uno de los integrantes de esta misión de la Agencia Espacial Europea, ‘Rosetta’, no caben en sí de gozo, ya que han sido muchos años de trabajo e inversión los destinados a que Philae consiguiera llegar hasta el 67P y quedara anclado a su superficie. Un hecho histórico que quedó ‘descafeinado’ después de que sus baterías se apagaran tres días después de aterrizar en el cometa. Hasta que el pasado sábado a las 22:28 horas la ESA recibió una señal que hizo gritar de alegría a sus ingenieros: la de la vuelta a la vida del robot. De momento esta señal no ha llegado a los dos minutos de comunicación, pero ha permitido verificar que Philae se encuentra bien y funciona perfectamente.

philae cometa

Según han podido averiguar los ingenieros de la ESA gracias a esta corta pero fructífera comunicación Philae lleva cierto tiempo ‘despierto’, pero no ha conseguido ponerse en contacto con la sonda Rosetta hasta ahora porque no disponía de la potencia necesaria para enviar su señal. Rosetta orbita 67P para hacer de enlace entre el robot y la ESA. Esta vuelta a la vida se debe a que el cometa se está aproximando al sol (se encuentra ya a 205 millones de kilómetros de él), una distancia suficiente para que las baterías de Philae vuelvan a recargarse. En agosto llegará, incluso, a acercarse hasta los 186 millones de kilómetros, por lo que su potencia será aún mayor y podrá trabajar a pleno rendimiento.

Ahora, los ingenieros de la ESA no paran de analizar los datos que les han llegado de Philae, para saber cuál es su estado de conservación, si sus aparatos de análisis funcionan correctamente (como el taladro para recoger muestras) o si podrá retomar su programa de experimentos. Y es que consiguieron descargar durante 40 segundos algunos de los datos del robot. El objetivo es volver a conectarse con él al menos durante una hora, para poder seguir descargando el resto de datos obtenidos durante las casi 60 horas de trabajo que realizó aquellos tres días de noviembre y determinar si ha permanecido activo durante más tiempo del que se cree en un primer momento.

La misión de Philae y Rosetta

El objetivo de Rosetta no es otro que el de determinar si la vida llegó a la tierra a través de un cometa. Durante los tres días que permaneció activa, Philae encontró moléculas orgánicas que contenían carbono, base de la vida en la Tierra, aunque los científicos que recogieron los datos de esas muestras aseguraron que no estaba claro si incluían los complejos compuestos que forman las proteínas. Por eso, que este robot haya vuelto a la vida ofrece una nueva esperanza a los investigadores de la ESA de descubrir si los compuestos basados en carbono llegaron a la Tierra en cometas, además de conocer más datos sobre cómo evolucionaron los planetas e, incluso, la vida. La importancia de los cometas radica en que su existencia se remonta al momento en el que se formó el Sistema Solar, por lo que preservan moléculas orgánicas de esa época. Son, por tanto, una especie de cápsula del tiempo que puede arrojar muchos datos sobre el origen y la evolución de la vida en nuestro planeta y en todo el Universo.

Seguiremos informando…
Modificado por última vez: Lunes, 15 Junio 2015 11:22
newsletter

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

* indicates required

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto