Martes, 25 Agosto 2015 15:44

Rajoy comenzará el curso político con una nueva ‘rebelión’ de Atresmedia y Mediaset

Hay preocupación en Moncloa en el comienzo del curso. Mariano Rajoy está convencido de que la lucha por las elecciones generales se librará en los medios de Comunicación y para ello están completamente obsesionados por tenerlos a todos controlados. De momento, tiene prácticamente domesticadas a las Radios y cuenta con el apoyo casi unánime para de la Prensa, pero se le resiste la Televisión. En concreto, las dos principales cadenas privadas (Atresmedia y Mediaset) que comenzarán septiembre por todo lo alto con programas que den voz a los críticos de Mariano Rajoy.

Las Elecciones Generales no son las Municipales. La frase resulta obvia pero grafica en gran medida la diferencia de estrategias entre las dos campañas que está planteando el Partido Popular. El análisis que se hace en Moncloa es que las Municipales fueron un fracaso en gran medida porque no se aprovechó el fuego amigo de los medios de Comunicación y se desestimó el poder de la Televisión para crear opinión. Es por ello que ahora el reto no es sólo controlar a los medios sino que además aprovecharlos al máximo con cuidadas estrategias y apariciones públicas.

En esta estrategia la figura clave es el propio Mariano Rajoy. Rajoy es el producto a vender y no el Partido Popular como en las elecciones anteriores , por lo que el uso y abuso de la Televisión es mucho más importante. El problema es que Moncloa no tiene a la televisión. Tiene a la Radio con una COPE que trabaja a su servicio, una Onda Cero domesticada y una Cadena SER ‘receptiva’ para recibir sugerencias. Del mismo modo, en la prensa cuenta con todo el espectro de diarios tradicionales –‘ABC’, ‘La Razón’, ‘E País’ y ‘El Mundo’- pero las cadenas privadas se le siguen resistiendo.

Durante los dos últimos cursos las relaciones entre Moncloa y Atresmedia y Mediaset han sido tensas. Las disputas por el cierre de cadenas de TDT, las nuevas cadenas y el apagón analógico les han enfrentado hasta el punto de no mantener relaciones formales. La crítica de Moncloa es que los dos grupos se han hecho fuertes de la mano de programas políticos en que se ha dado voz a los nuevos partidos como Podemos y Ciudadanos, dando paso a duras críticas contra el partido y el Gobierno y a su vez dando ‘pantalla’ a las propuestas de estas formaciones.

Las cadenas siempre han contestado que no tienen ninguna motivación ideológica detrás y que simplemente fichan a los tertulianos que dan más audiencias, coincidentemente los de Ciudadanos, Podemos y los que son más críticos al Ejecutivo. El último capítulo es la concesión de nuevas señales de TDT y la supuesta ‘pax’ mediática mediante la cual las dos privadas aparcaban las críticas y el Gobierno les asignaba nuevos canales. No obstante, a vuelta de vacaciones las relaciones siguen siendo inexistentes y las cadenas no paran de más minutos a sus formatos políticos más polémicos.

‘La Sexta Noche’ sigue por todo lo alto y preparando una nueva temporada en que el objetivo nuevamente será desnudar a Moncloa. Cuatro por su parte ha estrenado ‘Un tiempo nuevo’ sumamente escorado a la izquierda. En su primera edición contó con Javier Gallego (Carne Cruda) y Fernando Berlín (Radiocable) como tertuliano, dos ‘influencers’ con gran peso en la izquierda cercana a Podemos. En cuanto a sus contenidos fueron sumamente beligerantes contra el Partido Popular lo que da pistas respecto a que en Mediaset no han cambiado de estrategia y seguirán dando palos a Moncloa.

Las cadenas siguen diciendo que buscan audiencias, pero Moncloa cree que es una venganza por los desencuentros que han tenido en el pasado. Lo cierto es que las dos privadas comenzarán el curso como lo terminaron: dando voz a todos los críticos con Rajoy y su Gobierno. Sea por audiencias o por venganza en Moncloa ven la situación como un problema grave que incluso podría llegar a costarle las elecciones. Es por ello que en este comienzo de curso se ha activado nuevamente la maquinaria monclovita para que las cadenas suavicen sus mensajes. Las cadenas de TDT nuevamente serán la moneda de cambio.

Seguiremos Informando…