Viernes, 11 Septiembre 2015 12:37

La reportera húngara, Petra László, pide perdón y alega un ataque de pánico

Petra László

Después del revuelo mediático que ha levantado y que ha dado la vuelta al mundo, la reportera húngara Petra László que trató a patadas a los refugiados sirios se ha sincerado. A través de una carta que ha publicado en la prensa local, ha asegurado que ‘siente sinceramente lo ocurrido’ y ha atribuido su comportamiento a un ataque de pánico. Asegura que está conmocionada por lo que hizo y por lo que ahora están haciendo con ella.

Después de salir a la luz las imágenes en las que se podía ver a la reportera húngara zancadillear a varios refugiados sirios, Petra László fue interrogada por la policía de Budapest después de que la fiscalía la acusase de vandalismo.

László se ha justificado explicando que mientras grababa al grupo de refugiados sirios intentando cruzar la frontera se sintió acorralada y entró en una situación de pánico: ‘es difícil tomar decisiones correctas cuando uno está en pánico. Yo no pude hacerlo’, ha asegurado.

Las imágenes, que demostraban de forma clara las agresiones, desencadenaron un gran número de críticas a nivel mundial y provocaron que la televisión para la que trabajaba, la N1, la despidiera de forma fulminante.

Esta no será el único problema al que tendrá que hacer frente Petra László, ya que la oposición húngara, ha anunciado que tomará medidas legales contra la reportera por su comportamiento y no se descarta que László vaya a prisión.

Seguiremos Informando…