Miércoles, 17 Febrero 2016 17:51

Las nueva “guerra” de las televisiones privadas se juega en la Prensa y en la CNMC

Escrito por

Las televisiones privadas vuelven a levantar las armas luego de algunos meses de aparente tranquilidad. El actual vicepresidente de Atresmedia estallaba ayer contra quienes critican el duopolio y ahora ha sido el presidente de UTECA, Andrés Armas, quien ha arremetido contra la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) por los dichos del presidente de la entidad que dijo esta semana que le parecía “inquietante” el duopolio de Atresmedia y Mediaset.

En el comienzo de este año UTECA enviaba sus propósitos para 2016 donde ponía el acento en los diversos problemas que afectan al sector en estos momentos. Entre otras cosas la patronal de las televisiones –que básicamente sólo representa a Atresmedia y Mediaset- se dedicaba a exigir y responder a los actores del mercado que históricamente les han criticado por su actual duopolio económico mediante el cual se quedan con más del 80% de la tarta publicitaria.

Andrés Armas, director de la entidad y único firmante de la carta pedía una una reforma a la Ley Audiovisual, una planificación más coherente de la asignación del espectro radioeléctrico, una adaptación de la Ley de propiedad intelectual, equidad en el tratamiento de las distintas plataformas audiovisuales, el fin de la obligatoriedad de la teles de financiar películas españolas y un nuevo sistema más ‘sostenible’ para financiar TVE. En resumen un marco legal más estable para las teles y básicamente que no se cuestionase su papel hegemónico en publicidad ni en contenidos.

UTECA también contra los anunciantes

Y es que la preocupación en UTECA es muy importante, en especial por el acoso que considera que viven sus asociados por parte de los anunciantes, Competencia y la propia Prensa escrita. En el caso del regulador se han multiplicado exponencialmente los procedimientos abiertos, tanto por vulnerar espacios publicitarios como por incumplimiento en las condiciones de sus respectivas fusiones. En el último informe del regulador precisamente indicamos que se habían impuesto multas a Atresmedia y Mediaset por seis millones en este apartado.

Es más, en la ya célebre rueda de prensa José María Marín Quemada, Presidente de la CNMC, se mostró abiertamente contrario al dominio de la televisión privada en sólo dos operadores. “Es una posición personal pero preferiría que ese duopolio no existiera”. “Todos los duopolios son inquietantes, son procesos de concentración que vienen de atrás. Algunos vienen de Consejos de Ministros y tienen obligaciones que estamos vigilando. También tiene que ver con el modelo de financiación de Televisión Española”, concluyó.

Unas palabras que en nada ayudaron a calmar los ánimos. De hecho, en las televisiones privadas se han sentido profundamente agredidos y cuestionados. El primero en reaccionar fue Maurizio Carlotti, vicepresidente de Atresmedia, que en su habitual estilo belicoso cargó contra el regulador. Le siguió Andrés Armas que también con su cuenta en Twitter que la “CNMC ve "inquietante" concentracion publicitaria TDT.., pero bendice Movistar+”.

La publicidad en el centro de todas las batallas

Andrés Armas se refiere precisamente a la apuesta de esta operadora de comercializar su propia publicidad. En el documento de UTECA de comienzos de año ya lo deslizaron pidiendo al Gobierno que “es necesaria una reforma que prevea la igualdad de trato para todas las formas de distribución, sean abiertas o de pago, -porque el mercado de oferta de los contenidos audiovisuales es único, más allá de diferencias tecnológicas- considerando la incompatibilidad entre la financiación mediante publicidad con otras fuentes como presupuestos públicos o cuotas de suscripción”. Una batalla en la que está particularmente interesada Mediaset.

Pero la nueva guerra de UTECA va mucho más allá. Esta guerra es además contra los periódicos y contra los anunciantes. El looby de los anunciantes viene desde hace algunos meses presionando para que las cadenas rebajen sus precios de publicidad –los que por el contrario han crecido exponencialmente en los últimos dos años al calor de la recuperación económica- y en esta cruzada buscan apoyos en los periódicos a los que prometen destinar más recursos si es que se paga menos en la televisión.

De esta manera, no es de extrañar que algunos periódicos con ABC o El Economista hagan una defensa tan cerrada para atacar el duopolio existente en las televisiones. De hecho Bieito Rubido, director del diario de Vocento ha realizado una importante campaña contra este mercado televisivo y la concentración publicitaria y en más de una oportunidad se ha enzarzado públicamente con el propio Maurizio Carlotti. El monopolio es una realidad pero también es verdad que los periódicos –hundidos publicitariamente- intentan sacar tajada de la lucha entre anunciantes y cadenas. La guerra está abierta.

Seguiremos Informando...