Domingo, 27 Marzo 2016 11:40

¿Está Cristina Pedroche cegada de amor?, sus declaraciones lo insinúan

Escrito por

Cristina Pedroche se encargará de nuevo de guiar el programa Pekín Express de laSexta. Mientras se une a esta aventura de nuevo, en la red parece que la aventura que vive día a día junto su marido David la tiene cegada de amor.

Eso parece por sus últimas declaraciones en una entrevista para La Vanguardia que han revolucionado internet. Cristina Pedroche aseguraba que el amor que siente por David siempre sería mayor al que sentiría por un hijo: “No me imaginaba tener una pareja que es mi mitad ni entregárselo todo a una persona; siempre había pensado que cuando te entregabas a alguien perdías un poco tu esencia. Y estaba equivocada. Es al revés: cuando lo entregas todo y te corresponden, es cuando conoces tu esencia”.

Y continuaba explicando: “Mis padres me lo han dado todo y son la clave de mi vida. Ahora David es quien le está dando sentido. Cuando era más joven quería tener un hijo por experimentar qué puede ser compartir tu vida dándoselo todo a una persona. Pero ese niño crecerá y se irá. Será independiente. Yo tendré un hijo y le querré muchísimo, pero nunca tanto como a David”. Respecto a las críticas que pueda recibir, Cristina Pedroche apuntaba: “Cada una tiene sus sentimientos y a mí hasta me da un poco de rabia cuando oigo justo lo contrario. “Quiero a mis hijos mucho más que a mi marido”. Lo acepto, no juzgo. Por eso no quiero que me juzguen”.

Y siguió: “No me callo nada; soy feliz como soy. Nunca pensé que podría existir esta sensación de dárselo todo a una persona sin miedo a caer. Es que tiene mi vida en sus manos y es así cuando me apetece seguir viviendo. Comerme el mundo, pero con él”.

¿Qué piensa del sexismo en televisión? Cristina Pedroche decía: “paso del sexismo. No existen hombres y mujeres sino personas. El otro día hice un chiste de guión en plató: “Si es el día de la mujer -trabajadora, ¿por qué no nos das el día libre? Si no, ¿para qué vale este día?”. Bien, pues era un chiste que a mucha gente le molestó y la rea¬lidad es que yo no quiero celebrar un día. No somos especiales, no somos -distintas. Ni mejores ni peores. Hay personas; no hago distinciones. No importa lo que pasó hace cien años. Respetémonos y pongamos solución a los problemas del presente.

Seguiremos Informando...