Martes, 24 Enero 2017 15:59

El CAC reclama a la Generalitat 137 millones más para TV3 y Catalunya Radio Destacado

Escrito por
Roger Loppacher, Neus Munté y Carme Forcadell

El Parlamento catalán ya tiene sobre la mesa el Libro Blanco del Sector Audiovisual en Cataluña, un texto desarrollado por el Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC) en colaboración con la propia Generalitat y a propuesta de los grupos parlamentarios que componen la cámara autonómica, ha recordado la presidenta de la cámara Carmen Forcadell. Este trabajo busca establecer las líneas estratégicas a seguir durante los próximos años para garantizar la sostenibilidad económica de los medios públicos catalanes, fortalecer su industria cultural, promover la lengua propia y mejorar su competitividad en el ámbito de las nuevas tecnologías.

Según ha confirmado Neus Munté, consejera de la Presidencia, la idea es aprobar como tarde en julio un contrato programa con la CCMA (Corporación Catalana de Medios Audiovisuales) para el periodo de 2017 a 2020. El objetivo es poner garantizar la sostenibilidad de los medios públicos que se integran en dicha Corporación -como TV3 o Catanlunya Radio- que durante los últimos años ha visto como la aportación pública ha disminuido desde los 334 millones de euros en 2010 a los 234 millones de 2015.

En este sentido el CAC, con su presidente Roger Loppacher a la cabeza, propone equiparar la aportación pública a la CCMA al mismo nivel que la media de países europeos de dimensión similar a Cataluña. Dado que la media de aportación pública a las radios y televisiones públicas de los estados y territorios de Europa de entre 5 y 10 millones de habitantes es de 50 euros por persona y año, y que en el caso de Cataluña es de 31,6 euros, el Libro Blanco propone aumentar la aportación a la CCMA en 18,4 euros.

Esto supondría aumentar en 137 millones de euros anuales la aportación de la Generalitat a los medios públicos catalanes, algo que podría incorporarse al presupuesto de la CCMA de manera escalonada en un período de cuatro años. Además, el texto señala que estos recursos adicionales deberían dedicarse únicamente a los contenidos, especialmente a la ficción, así como a nuevos servicios de distribución, lo que debería garantizarse con una auditoría externa.

Si hablamos de los contenidos la premisa es internacionalizar y rentabilizar las ficciones propias catalanas. Si nos detenemos en el apartado de nuevos servicios de distribución el CAC habla de crear una plataforma online y de vídeo bajo demanda de la CCMA (al estilo de Movistar+ o Netflix) para poder competir con estos y otros players en igualdad de condiciones. Promover más contenidos en catalán e incentivar su creación también es otro de los ejes es tras constatarse la pérdida de audiencia de estos productos audiovisuales especialmente en entre el público joven y adolescente.

Las emisoras ilegales de Radio en Catalunya

Respecto al ámbito radiofónico el Libro Blanco constata la existencia de 127 emisoras que emiten sin licencia y propone crear una mesa para luchar contra este fenómeno. Además, propone medidas legislativas para poder suspender de forma cautelar e inmediata las emisiones sin licencia. También pide impulsar el desarrollo de la radio digital con el consenso del sector.

La redacción de un nuevo mapa de demarcaciones de TDT local que respete la singularidad de cada territorio, la introducción de mejoras en el régimen fiscal (impuesto de sociedades e IVA) y dotar a Cataluña de más competencias en la gestión del dominio público radioeléctrico son otros de los apartados incluidos en el texto.

Seguiremos Informando...